Asambleas: destapando los problemas dentro de un equipo

Asambleas: destapando los problemas dentro de un equipo

Los equipos son organismos complejos en los que las relaciones entre personas y entre “pandillas” de compañeros condicionan el rendimiento general del grupo.

Es frecuente que existan problemas latentes, frustraciones ocultas y opiniones interesantes que quedan en la sombra sepultadas por el día a día simplemente porque en el equipo no existe un foro apropiado para expresar este tipo de cuestiones y el día a día y la jerarquía hacen muy difícil que se encuentre el momento adecuado para hablar sobre este tipo de cosas.

También ocurre que existen trabajadores más tímidos o introvertidos que otros, y estas personas suelen quedar eclipsadas en las reuniones por otros con mejores habilidades sociales, menos miedo a decir lo que piensan o con un carácter más extrovertido.

Existe una técnica adecuada para los equipos en los que existe este tipo de problemas de comunicación: la Asamblea.

Es una técnica que utilizan algunos psicólogos para solucionar conflictos familiares donde los roles son tan marcados que condicionan totalmente la comunicación de sus miembros. También me han contado que hay educadores que los utilizan en las escuelas para ayudar a los niños a que se expresen libremente y no se vean cohibidos por lo demás.

Su aplicación es muy simple:

  • Se convoca a una reunión a todos los miembros de un equipo, sea cual sea su rango o su rol.
  • Cada asistente a la reunión dispondrá de 5 minutos para hablar.
  • Nadie podrá interrumpir a la persona que está hablando.
  • Nadie podrá opinar en su turno de palabra sobre lo que han dicho otros compañeros en esa reunión.
  • Todo el mundo tiene que participar.
  • Una vez todo el mundo haya expresado su opinión, la reunión habrá terminado.
  • El coordinador del equipo tomará nota de lo dicho en la reunión y decidirá que acciones emprender en función de las opiniones expresadas.

Con esta técnica se fomenta el que las personas pierdan el miedo a expresarse, a la vez que refuerza el sentimiento de que sus opiniones son valiosas para el funcionamiento del equipo. Adicionalmente, un buen manager puede sacar partido de forma muy rápida simplemente escuchando, pero un manager excelente sabrá leer entre líneas y darse cuanta de más cosas que las evidentes por el lenguaje corporal o los términos utilizados para expresarse.

Por supuesto, es muy importante fomentar un cierto clima de impunidad. Si alguien percibe que una opinión sobre el equipo o cualquiera de sus miembros puede tener represalias las asambleas no servirán de nada.

Lo más recomendable es convocar asambleas periódicamente para poder tomar el pulso al equipo antes de que los problemillas se conviertan en problemas de verdad.

Personalmente no la he probado nunca pero hay compañeros que dicen haber hecho uso de ella con bastante éxito. Creo que merece la pena darle un voto de confianza porque me parece que tiene mucho sentido.

¿La habéis empleado vosotros alguna vez?

¿Trabajas sin parar y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía gratuita para mejorar tu productividad
10 lecciones probadas para sacar más partido a tu tiempo que he aprendido mientras hacía malabarismos entre un trabajo muy estresante, una intensa vida familiar y un negocio online.
QUIERO LA GUÍA ¡AHORA!

Acerca del autor de esta entrada, Daniel Grifol

Hola. Me llamo Daniel y yo también pensaba que estaba hasta arriba de trabajo. Hace años me dí cuenta de que me pasaba el día haciendo cosas pero no llegaba a ninguna parte. Decidí dejar de quejarme, pararme a pensar un poco y aprender a trabajar mejor. Lo que aprendí te lo cuento en mi curso gratuito de Productividad Personal.

Ya hay 2 comentarios en este artículo. ¡Tu opinión me interesa!

  • i fuera empresario algún día, una de las cosas que dejaré bien clara sería la importancia de que mis trabajadores se sientan a gusto con la empresa y con sus compañeros.
    Creo que todo parte de la importancia del buen perfume laboral le dé al manda más. porque si nunca se ha preocupado y solo miraba los números me da a mi que suele ser luego muy tarde para recomponer ( si es que hay que hacerlo) el equipo de trabajo.
    Sinceramente, el reto del futuro resiste en empresas que tengan buena cultura en cuanto a ambiente laboral se refiere. Me refiero a ambiente laboral en el que se forma primero al trabajador de lo que hay que hacer exactamente y los pasos a seguir para su mejoría, darle una buena flexibilidad en cuanto a tiempo de ocio y familiar para que ir a trabajar no sea un coñazo, si no parte mas de su vida, dar importancia en conceptos como la empatía, la colaboración, etc. ejemplo, si es un trabajo medible y la persona me lo hace en 3 horas, las 5 horas restantes no es necesario que esté en el trabajo, me es suficiente que me lo haga bien y listo. si es un papeleo o atencion personalizada y lo puede gestionar desde su oficina de casa o monte un despacho en su casa para ese fin y atienda clientes puntualmente, no tendría ningun problema.

    Hace poco vi un documental sobre ciertas empresas que estan trabajando con esas ideas y la verdad no solo los trabajadores estan felices y alegres con su trabajo y su vida, si no que ademas incrementan mucho la productividad. Eso de que ” por tí lo haria gratis ” cada vez mas cobra fuerza, porque hay lugares que si, es cierto ganarse el pan porque tienes familia” pero mentalmente te han machacado bien que encima luego son esos propios hijos que pagan los platos rotos como mal humor, poco cariño , baja autoestima etc.

    por lo tanto, asambleas si, pero eso solo lo veo una forma de quedarse a gusto luego, eso si, si nos atrevemos a decir algo, porque no vaya a ser que encima perdamos el trabajo o nos amarguen la vida.

    Creo que esa no es la solución

    • En la empresa en la que trabajo hacemos algo parecido y la verdad es que es muy enriquecedor. Un poco intimidante al principio pero luego es una práctica que funciona muy bien tanto en sentido ascendente como descendente

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!