Clayton Alderfer y su teoría ERG

Clayton Alderfer y su teoría ERG

Hemos hablado algunas veces en este blog de la Pirámide de Maslow para explicar el problema de la motivación asociada a las necesidades que cada uno de nosotros necesitamos cubrir en cada momento.

Aunque siempre he defendido este modelo, tiene un gran inconveniente en su estructura rígida. Se supone que, en la pirámide de Maslow, un escalón de necesidades debe ser cubierto antes de avanzar al siguiente. De modo que, antes de alcanzar el punto en el que el reconocimiento y la trascendencia son necesidades importantes para el individuo, éste debe haber alcanzado ciertas necesidades de status social y salario confortable.

Aunque la teoría tiene mucho sentido, es un poco simplista en mi opinión. Es difícil separar las necesidades en escalones porque la forntera entre una necesidad satisfecha y otra no satisfecha puede ser muy difusa en ocasiones.

Buscando una mejor explicación a las raíces de mi motivación, me he topado con la teoría ERG de Clayton Aderfer.

Este psicólogo Americano ha tenido el acierto de reorganizar la estructura piramidal de Maslow en tres grupos de necesidades básicos, que corresponden a las siglas de su teoría.

  1. Existencia. El grupo de necesidades que engloba las necesidades materiales y fisiológicas del individuo: come y, dormir, la seguridad de su familia, ganar dinero, llevar una vida cómoda…
  2. Relación. Constituido por las necesidades sociales del individuo: tener unas relaciones apropiadas con la familia, con los amigos, con los compañeros de trabajo. Ser reconocido por tu comunidad, alcanzar cierto grado de fama…
  3. Crecimiento (Growth): Aquí se engloban las necesidades del individuo para alcanzar la realización personal, tales como la consecución de metas, la percepción de la propia autoestima…

La verdad es que para mí tiene más sentido la estructura de ERG que la estructura propuesta por Maslow. Por ejemplo, el tener que pelear por cubrir ciertas necesidades en la rama puramente fisiológica del término, como la necesidad de ganar dinero para comer, no nos exime de la necesidad de sentirnos socialmente integrados.

Realmente, depende de cada uno considerar que círculo de necesidades es más o menos prioritário y hasta que punto. Me viene a la cabeza esos conocidos casos de personas que no tienen dinero casi para comer pero que se esfuerzan por mantener una apariencia de opulencia para conservar su estatus social.

Un ejemplo más personal. Para mi no supone una motivación extra que mi compañía me proporcione un coche de empresa. Sin embargo, si es una motivación muy importante que me invite a dar una conferencia.

Comprender cómo se comportan nuestras necesidades y las de las personas que nos rodean es importante para comprender como nuestra actitud puede incidir en la motivación de las personas.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

Ya hay 4 comentarios en este artículo. ¡Tu opinión me interesa!

¿Te ha gustado? Tus comentarios nos enriquecen a todos ;)

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?