Coach Mental para líderes

Coach Mental para líderes

Ya comenté en un post anterior el principio de “la Profecía Autocumplida” por la que nuestro optimismo y nuestras creencias sobre el éxito nos ayudarán a conseguir nuestras metas. En este sentido, hoy me gustaría hablar del coaching mental, una estrategia en la que los deportistas de élite se apoyan para alcanzar sus logros y que nos puede ayudar, también, con el liderazgo de nuestra empresa.

Si un corredor reduce su marca en un segundo o un tenista está en camino de ganar su noveno Rolland Garros no es solo consecuencia de un buen entrenamiento físico y técnico. El coaching mental en el deporte se ha revelado como parte importante e imprescindible para alcanzar los objetivos propuestos.

team_GB_LEGO_londres2012_08El coaching mental trabaja con el deportista en varias perspectivas: las creencias que tiene sobre sí mismo y sus posibles logros, los comportamientos que realiza para alcanzar dichos logros y el conocimiento y control de las emociones para alcanzar sus propósitos. El trabajo en estos tres ámbitos ayudará al deportista a crear estrategias para alcanzar sus objetivos personales, controlar sus pensamientos para ponerlos a su favor en cualquier circunstancia, y estimular su autoconfianza y autoestima para poder tomar las mejores decisiones en el menor tiempo posible.

Si el coaching mental se adapta y es parte fundamental para el desarrollo profesional de un deportista, ¿por qué no lo tenemos en cuenta en otros aspectos de la vida como el liderazgo? ¿Acaso el deportista no es el líder de su propia empresa?

Luca Pagano es un jugador de profesional de póker, miembro del Equipo Pro de PokerStars, y único integrante de su propia compañía cuando se sienta solo a jugar en los torneos en los que participa. Pagano tiene claro que el éxito profesional te puede llegar por diferentes vías y señala el entrenamiento mental como una de ellas. En su artículo “Poker y entrenamiento mental: la sinergia del éxito”, el jugador cuenta cómo la ayuda de un coach mental fue fundamental poder desarrollar las siguientes estrategias jugando al póker:

  • La capacidad analítica con la que poder analizar cuáles han sido los fallos cometidos y cómo poderlos resolver la próxima vez
  • Vencer los propios miedos y desarrollar los puntos fuertes y minimizar los débiles.
  • Desarrollar la capacidad de tomar decisiones de manera consciente para poder avanzar con paso firme y de manera positiva.

lego-lego

En nuestro día a día, tanto si lideramos un grupo de trabajadores como si somos los únicos conductores de nuestra compañía, el coaching mental nos ayudará a allanar y a guiar nuestro camino profesional esquivando mejor los posibles tropiezos.

En la escuela nos enseñan a ser el trabajador correcto, nos enseñan la cultura del esfuerzo y esperan que nos esforcemos para ser lo más productivos y eficaces en cualquier ámbito. Así que, si lo pensamos bien, nadie nos enseña a emprender, desarrollar nuestro liderazgo y dirigir un proyecto. Es aquí donde el coaching mental hace su aparición como herramienta imprescindible para aprender a adoptar la batuta para liderar una empresa.

 

Algunas estrategias de coaching mental para el liderazgo


slide_391938_4775364_freeIsabel Sousa, coach personal y socia fundadora de la empresa Con Fluir y de la Universidad de la Felicidad, señala a nuestra ‘voz interior’ limitadora, esa que nos dice que no seremos capaces de realizar algo con éxito, como uno de nuestros mayores problemas para alcanzar nuestras metas. Para superarlo propone el siguiente ejercicio: ponernos una pulsera de cualquier material en la muñeca y la tocamos cada vez que identifiquemos un pensamiento negativo, por ejemplo “nunca voy a tener a este cliente” o “con la crisis que hay mi negocio nunca saldrá adelante”, de esta forma seremos conscientes cada vez que reproduzcamos un pensamiento de este tipo.

La siguiente estrategia nos ayudará en el momento en el que cometamos un fallo. En primer lugar, es importante no lanzar hacia nosotros mismos toda una serie de pensamientos negativos. Debemos ver el fracaso como parte del aprendizaje. En segundo lugar, debemos visualizarnos a nosotros mismos en el momento de antes de haber realizado el fallo y congelar la imagen en la mente. Después, debemos reconstruir lo que pasó pero viéndonos tomando otras decisiones con las que obtener el resultado que deseamos. La mente habrá sustituido el resultado positivo por el negativo.

a-new-lego-cover-picLa tercera estrategia se basa en el Mindfulness o Atención Plena y consiste en poner los 5 sentidos en la actividad que se está realizando, en ser un líder consciente del trabajo que se desempeña. Concentrarnos en el presente eliminará el estrés al pensar en momentos pasados de los que nos arrepentimos, o situaciones futuras en las que nos imaginamos fallando. Compañías como Microsoft, Google o la NASA ya confían en el Mindfulness y entrenan a sus líderes en esta disciplina.

Todavía en España no está asimilado el coach mental como una estrategia para impulsar el liderazgo. En Estados Unidos, cualquier empresario tiene su propio coach, y aunque aquí llegaremos más tarde, estoy convencido de que, al final, tendremos una buena recompensa.

Acerca del autor de esta entrada, Daniel Grifol

Hola. Me llamo Daniel y yo también pensaba que estaba hasta arriba de trabajo. Hace años me dí cuenta de que me pasaba el día haciendo cosas pero no llegaba a ninguna parte. Decidí dejar de quejarme, pararme a pensar un poco y aprender a trabajar mejor. Lo que aprendí te lo cuento en mi curso gratuito de Productividad Personal.

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.