¿Cuando empieza un trabajador a ser productivo?

¿Cuando empieza un trabajador a ser productivo?

Estamos en una época en la que se producen frecuentes incorporaciones nuevas de personal, ya sea por cubrir sustituciones de nuestros compañeros que se van de vacaciones, por nuevas incorporaciones debido a picos de producción en una época tan fuerte para España como es el verano o por los frecuentes cambios de empleo que se producen después del periodo estival.

En todos estos casos, encontrar un refuerzo cuanto antes se vuelve capital. Necesitamos a alguien que sea capaz de desempeñar el trabajo de otra persona que ya está dentro de la empresa en la menor cantidad de tiempo posible. Suponer que una persona que sustituye a otra va a ser productivo al 100% el día uno es poco realista.

Desde luego, lo ideal sería prever esta circunstancia iniciando el proceso de buscar un recurso mucho antes del verano, probablemente empezar a buscar ya por el mes de abril como muy tarde. Como siempre decía un antiguo jefe que tuve, las contrataciones deben ser lentas y los despidos, rápidos. Podéis encontrar algo más de información en mi artículo más vale prevenir que curar.

La cuestión es que, aunque fichemos a un trabajador excelente, todos los puestos necesitan un periodo de adaptación. Debemos ser conscientes de que se necesitan unos días (a veces incluso unos meses) para que alguien sea completamente productivo para la empresa. Hay diversos factores que establecen el tiempo que tarda alguien en adaptarse:

¿Tiene experiencia en el puesto?

Una persona que desempeñará un trabajo muy similar a otro que ya ha desempeñado se adaptará mucho más fácilmente. Es más difícil hacer que un becario sea productivo que hacer que lo sea un trbajador experimentado.

¿Tiene experiencia en el sector?

Aunque la nueva incorporación no haya desempeñado el trabajo e cuestión, si conoce el sector encontrará puntos en común con experiencias anteriores.

¿Es una persona con ganas y motivada?

Una persona motivada se adaptará mucho más deprisa que una que no lo esté. La motivación en este sentido viene determinada por muchos factores ajenos a la empresa, pero podemos potenciarla ofreciendo ventajas en el puesto de trabajo o mediante incentivos.

¿El trabajo que desempeñará necesita de mucho conocimiento organizacional?

Esta reflexión es muy similar a la que hice en este artículo sobre la sustitución de trabajadores y la pérdida de conocimientos de una organización. Las empresas tienen determinados resortes internos e información relevante no documentada imprescindible. Cuanto más conocimiento de este tipo tenga una empresa más dificil es hacer que un empleado nuevo de adapte.

¿Continuará la labor de otra persona o trabajará en algo por empezar?

Es mucho más sencillo empezar un proyecto desde cero que retomar un proyecto ya empezado. Un proyecto ya en marcha a parte de tener una historia detrás que es recomendable conocer, acumula una cantidad importante de información que solo está en la cabeza de los que han trabajado en el.

Como podéis comprobar, la cantidad de tiempo que un nuevo trabajador necesita para adaptarse a tu empresa es directamente proporcional a la cantidad de conocimientos que dicho trabajador necesita adquirir para desempeñar su trabajo. Teniendo en cuenta todos estos factores y basándonos en la observación de experiencias previas, debemos ser capaces de calcular la curva de aprendizaje y adaptación al puesto y determinar cuanto tiempo necesitará una persona para adaptarse completamente a la vacante que necesitamos cubrir.

 

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

Ya hay 4 comentarios en este artículo. ¡Tu opinión me interesa!

¿Te ha gustado? Tus comentarios nos enriquecen a todos ;)

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?