Bienvenido al curso gratuito para dejar de perder el tiempo

Me alegro mucho de que hayas llegado hasta aquí :)

Déjame que te explique un poco cómo funciona.

Semanalmente recibirás un correo con un link a cada una de las 10 lecciones que componen el curso. Pinchando en ese link verás la lección en esta misma web y podrás acceder todas las veces que quieras. He decidido hacer así por dos motivos.

Por una parte, voy a revisar el curso periódicamente a medida que los alumnos me vayáis mandando dudas. Si te enviara la lección por correo sería un auténtico rollo para ti y para mi enviarte las versiones actualizadas, pero en la url que te mandaré verás siempre la última versión.

Por otra parte, he decidido no mandártelo todo de golpe porque me gustaría darte el tiempo necesario para que leyeras con cuidado cada lección, asimilaras lo que intento explicarte, me preguntes todas las dudas que tengas y puedas practicar lo aprendido. Practicar es la única forma de aprender, no te olvides nunca de eso ;)

Sin más dilación, vamos a empezar con la “Lección 0”.

 

Cómo dejé de perder el tiempo: mi historia

 

En 2007, con 25 años, tuve que volver a casa de mis padres después de haberme independizado 4 años antes. Volví sin trabajo, sin un euro en el banco y con un sonado fracaso en mi plan de vida, tanto personal como profesional. Básicamente, trabajaba tanto que mi pareja se había cansado de esperarme en casa.

Al cabo de un año había conseguido un buen trabajo, salía con la que actualmente es mi mujer y había algunos ahorros. Trabajaba dirigiendo pequeños equipos de programadores en varios paises (EEUU, India, Ucrania). Estaba pendiente de mi trabajo prácticamente 24 horas 7 días a la semana. Es decir, estaba llevando la vida que creía que debía llevar a costa de mi tiempo y mi salud. Estaba cometiendo el mismo error que antes ¿Era así cómo quería vivir el resto de mi vida?

Comencé a leer muchos libros que explicaba formas diferentes de ver la vida. Algunos hablan de tener una relación diferente con el dinero, otros de comprender lo que realmente importa… La cuestión es que sentía que tenía que preparar mi cerebro para vivir de forma diferente o nunca evolucionaría.

Recuerdo muy bien cuales son los libros que más me ayudaron porque todavía los tengo en mi estantería y los releo de vez en cuando:

Comprendí que, para cambiar tu forma de vida, necesitas cuatro cosas fundamentales: un objetivo, un plan, los recursos para ejecutarlo y la motivación para superar los obstáculos que se te presenten.

Lo más difícil de todo esto seguramente es fijarte un objetivo. Debe ser un objetivo claramente definido, medible y realista. No sirve un objetivo como “Ser rico antes de los 40”. A lo mejor un objetivo como “Ahorrar 100.000 euros antes de los 40” es más realista.

Las líneas maestras de mi plan son muy claras. Quiero tener la posibilidad de trabajar en lo que realmente me apetezca en cada momento, las horas que me apetezca y poder disponer de todo el tiempo del mundo para dedicarlo a mí mismo y a mi familia. Estoy dispuesto a pelear por mi sueño.

El recursos que necesito también es muy evidente: tiempo. Si lees este post, comprenderás que para la mayoría de las personas el tiempo es absolutamente intercambiable por dinero. Yo necesito x ingresos para vivir la vida que quiero llevar. No puedo crear el tiempo pero si puedo generar más dinero. Como la mayor parte del tiempo lo empleo en trabajar para ganar dinero, cuanto más dinero/hora gane menos tendré que trabajar. ¿A que mola?

Esto lo consigo de tres maneras:

  1. Mejorando mi productividad personal para poder hacer un uso más eficaz de mis horas de trabajo. A lo largo del curso te explicaré cómo hacer que tu tiempo de verdad valga la pena de verdad, cómo poder trabajar de forma más eficaz y cómo poder trabajar en varios proyectos sin dejar de lado tu vida personal. Si yo lo hago y soy un tipo del montón seguro que tu también puedes hacerlo ;)
  2. Obteniendo ingresos pasivos. Si gano dinero sin trabajar significa que dispondré de más recursos para no tener que trabajar. En algún momento hablaremos de cómo generar ingresos pasivos.
  3. Delegando. El error más común es no invertir. Si no inviertes es muy probable que te quedes estancado. Yo pago a una señora que para que me limpie la casa porque gano más dinero empleando esas 4 horas en mis proyectos personales que lo que me cuesta delegar. Si no sabes nada de WordPress, será más rentable contratar a alguien para que te haga un blog profesional por 500 euros y te explique cómo manejarlo que tirarte 50 horas aprendiendo para ser un novato y cometer errores.

La motivación también es un tema peliagudo. Ya hablaremos sobre esto.

Pocos años después de mi debacle yo ya estaba viviendo mi sueño. Gano más de lo que necesito para vivir, trabajo un número de horas razonable en lo que realmente me apetece hacer en este momento y tengo tiempo para dedicarlo a mi familia, mis amigos y, sobre todo, para mí mismo. Todo gracias a haber mejorado mi productividad personal.

Este curso está dividido en 10 lecciones que serán enviadas a tu correo electrónico semanalmente. Lo recomendable es que cada semana leas la lección correspondiente, asimiles lo que has leído y practiques para no olvidar lo que aprendas.

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?