Lección 1: Ser productivo no es estar muy ocupado

No me voy a andar con rodeos. Primera lección que debes aprender. Si llevas 3 meses sin parar, si no tienes tiempo ni de pestañear, si vas corriendo a todas partes, si te acuestas a las 2 de la mañana y te levantas a las 7, algo estás haciendo mal.

Ser productivo no significa hacer muchas cosas. Ser productivo significa hacer solamente las cosas que te acercan a tus objetivos de la forma más eficaz posible.

Es decir, ser productivo no significa trabajar mucho. Significa trabajar mejor. No te voy a enseñar cómo aprovechar cada segundo de tu día ni como puedes estar sentado delante del ordenador 14 horas seguidas sino como con un par de horas de trabajo al día vas a sacar tiempo para poder realizar tus proyectos. ¿Mola no?

Esta es la primera lección que debes aprender. Las personas realmente productivas concilian su vida personal, su vida laboral y encima duermen. Lo que se conoce popularmente como la teoría del 888; 8 horas trabajando, 8 horas durmiendo y 8 horas dedicadas a tu vida privada.

Tampoco hay que ser estrictos con que sean 8 horas para cada cosa, el mundo no funciona así. Lo que quiero decir es que separes tu vida personal de tu vida profesional, dediques una cantidad de tiempo equilibrada para una y otra y, por la noche, descanses como un lirón. Si en vez de 8888 tu día es 978 me vale también

 

8 horas durmiendo

 

¿Que guay no, este señor es experto en productividad y me dice que me vaya a la cama?

Lo primero que tienes que aprender es a establecer una rutina de sueño. Esto es fundamental para poder disponer de tu cerebro al 100% a lo largo del día. Si compañer@, lo más importante para ser realmente productivo es aprender a descansar adecuadamente. Si tienes dificultades para dormir, prueba con estos consejos:

  • Duerme siempre entre 7 u 8 horas. Siempre es siempre, ver una película hasta tarde no merece la pena cuando puedes verla en cualquier otro momento. No recortes tus horas de sueño por nada en el mundo.
  • Si tienes problemas para dormir procura acostarte y levantarte siempre a la misma hora. Si me apuras, te diría que intentes hacer lo mismo los fines de semana en la medida de lo posible.
  • Crea rituales antes de irte a dormir como leer un rato o escuchar música.
  • Intenta no usar dispositivos electrónicos o ver la televisión por lo menos 30 minutos antes de acostarte porque las pantallas retroiluminadas estimulan el cerebro para que se mantenga en vigilia.
  • Procura hacer algo de ejercicio. No entro en si es bueno o malo hacer deporte antes de dormir, pero hacer algo de deporte a lo largo del día te ayudará a descansar porque te sentirás mejor físicamente.

 

8 horas trabajando

 

Ojo, 8 horas trabajando significa 8 horas trabajando. No son 8 horas sentado en una mesa ni 6 horas trabajando y 2 viendo vídeos de gatitos en facebook. Tienes que acostumbrar a tu cerebro a estar enfocado y para esto es fundamental saber qué tiempo debes dedicar a cada cosa.

8 horas trabajando no significa que tengan que ser 8 horas seguidas trabajando claro. No solo por un tema de concentración (nuestro cerebro no puede estar concentrado más de 2 o 3 horas seguidas en circunstancias normales).

8 horas trabajando tampoco significa 8 horas en la oficina y 14 horas mirando el email de reojo a ver si te llega un mensaje de un cliente. La clave para lograrlo está en un concepto llamado “Time Boxing”.

“Time boxing” es, en general, establecer periodos de tiempo en los que vas a hacer algo y no hacer nada diferente de lo que estás haciendo. Por ejemplo, yo tengo un periodo de tiempo que llamo “tragarme el sapo” (ya te lo contaré) que va de las 9:30 de la mañana a las 11:30 de la mañana. En este periodo hago o dejo encaminada la tarea más importante del día. En esas dos horas mi teléfono está apagado, mi correo electrónico cerrado y mis compañeros procuran no molestarme porque saben que estoy concentrado en algo importante.

Del mismo modo, mi hora de comer es solo para comer y charlar. No es trabajo. No se habla de trabajo, no se mira el correo. Es estrictamente para comer y descansar.

El la siguiente lección profundizaremos en el concepto de tarea y cómo usar el Time Boxing para mejorar nuestra productividad. De momento baste decir que, cuando trabajes, trabaja a tope. Cuando no trabajes no trabajes nada en absoluto. Negro o blanco.

Está demostrado que, a partir de determinado momento, no somos capaces de centrarnos en lo que estamos haciendo y la productividad del tiempo que dedicamos al trabajo es virtualmente 0.

No me sirve eso de que no tienes tiempo para descansar ni para irte de vacaciones. ¿Me oyes autónomo? Si tienes este problema es que lo estas haciendo mal. Estamos aquí para aprender a cambiar está dinámica. No te engañes a ti mismo.

 

8 horas de vida privada

 

Para poder trabajar a tope necesitas sentirte motivado, y la mejor forma de sentirte motivado es llevando una vida plena y satisfactoria. Si crees que tu vida es una mierda cámbiala, estas haciendo algo mal. Pero si crees que tu vida está bien y eres feliz pelearás por mantener tu estilo de vida.

Pasa tiempo con tu familia. Yo en el apartado familia incluyo a mi círculo de amigos más cercano porque ellos son la familia que yo he elegido. un truco: comparte tus objetivos personales con tus seres queridos y las persdonas que te rodean. Al compartir una meta hacemos que ya no sea un asunto solamente nuestro, sino de todos. La familia y la presión social te ayudarán a pelear por tus  objetivos.

Dedica tiempo a  las cosas que te gustan. Al final el objetivo de ser productivo y perseguir tus sueños es encontrar el máximo tiempo posible para hacer lo que te de la gana. No lo olvides nunca, no seas avaricioso. Ser feliz es más importante que todo el dinero del mundo y ganar más dinero solo es un vehículo, en todo caso, para ser más feliz.

Por eso es importante que, si estás decidido a lanzar un proyecto personal como un blog, con el que puedas ganarte la vida, sea algo que realmente te guste. Vas a invertir bastante tiempo en el proyecto, no te voy a engañar. Si te lo pasas bien haciéndolo será tiempo bien aprovechado.

 

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?