¿Es mejor trabajar en espacios abiertos o en oficinas cerradas?

¿Es mejor trabajar en espacios abiertos o en oficinas cerradas?

¿Es mejor trabajar en un cubículo o en una oficina abierta? Hoy quiero compartir con vosotros uno de estos datos curiosos que de vez en cuando descubres y que te sorprenden.

Todos tenemos en nuestra cabeza esa agobiante imagen de las oficinas de los 80s y los 90s en los que cada empleado disponía de una especie de caja de zapatos que era su lugar de trabajo, en el que su actividad se limitaba a ser algo así como una gallina ponedora estresada.

Esta imagen hizo que, junto con la revolución tecnológica, desde los primeros años del siglo XIX se pusiera de moda el concepto de Open Space, hasta el punto de que yo no he conocido otra cosa. He leído hasta la saciedad que los espacios abiertos fomentan la creatividad, el trabajo en equipo y fomentan la colaboración entre distintas personas, lo que hace que su productividad sea mayor.

La teoría dice que eliminando las barreras arquitectónicas ayudas también a eliminar las barreras organizacionales que lastran a las grandes compañías.

Yo he trabajado a lo largo de toda mi carrera en espacios abiertos. Nunca he tenido un despacho, ni siquiera cuando he dirigido equipos grandes. No me molesta la presencia de otras personas pero si me molesta el ruido o el ir y venir de demasiada gente. Siempre he tenido la percepción de que sería más productivo si tuviera unas horas al día para pasar en intimidad y recogimiento haciendo mi trabajo individual.

Mi percepción siempre ha sido que deben existir lugares abiertos y lugares cerrados. De hecho, alguna vez he puesto en marcha el experimento de dejar un despacho disponible para cualquier persona que necesitara concentrarse durante un periodo de tiempo limitado.

Leyendo un estudio de 2013 de Gensler, un estudio de diseño y arquitectura, parece que no soy el único al que le pasa. Según este estudio de arquitectura, ⅔ de los trabajadores de USA no están satisfechos con los niveles de ruido en su oficina y estiman que la moda de los espacios de trabajo abiertos ha hecho caer la productividad un 6% entre 2008 y 2013.

Es más, a medida que se extienden los experimentos de oficinas colaborativas, los trabajadores cada vez dan más importancia a poder mantenerse concentrados frente a la facilidad para colaborar con los compañeros.

¿Cual es la conclusión de este estudio? No se mojan mucho la verdad. Concluyen que lo mejor son las oficinas en las que los espacios cerrados están en equilibrio con respecto a los espacios abiertos. El equilibrio mejora no solo la productividad, sino también los ratios de innovación y pensamiento creativo hasta en un 32

Los espacios abiertos tienen su sentido. Permiten mejorar las relaciones sociales entre los miembros del equipo, algo que considero fundamental para la cohesión interna. También facilitan en cierto sentido la comunicación. pero no hay nada más desagradable que el hecho de que dos personas estén teniendo una minireunión en la silla de al lado o que los compañeros de dos mesas más atrás hayan desayunado payasos y estén toda la mañana bromeando cuando tu tienes que terminar una tarea muy importante.

Los espacios cerrados también tienen su sentido. Soy partidario de los santuarios y de la teoría que dicta que durante la jornada laboral debemos tener al menos dos horas de trabajo de alta intensidad para poder ser realmente eficaces. Desde este punto de vista, las oficinas con cubículos tienen su sentido. Sin embargo, existe el problema de la incomunicación y la soledad. Si no necesitara hablar con mis compañeros de trabajo trabajaría desde mi casa.

Creo que por lo tanto que deben existir espacios cerrados destinados no solamente a reuniones, sino también al uso individual, aunque sea de forma esporádica o limitada. Esta es una tendencia que no está demasiado de moda en el mundo de las startups en el que suelo moverme y creo que no estaría de más revisar el concepto de Open Space.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

Ya hay 7 comentarios en este artículo. ¡Tu opinión me interesa!

  • Creo que el problema no es el espacio sino las personas. Lo que habría que hacer es habilitar «zonas ruidosas» separadas de los espacios de trabajo. Personalmente me da igual trabajar solo que hacerlo rodeado de personas, siempre que haya silencio a mi alrededor. El problema de los Open Spaces es que la gente habla muy alto y, ante la ausencia de obstáculos físicos, se cree en el derecho de interrumpir a los demás sin el menor respeto por su trabajo. De todos modos, todo eso de la creatividad colectiva es básicamente un mito para aumentar costes, ya que los ratios de aprovechamiento del espacio de oficina son mucho mayores. Lo cierto es que se puede ser igual o más creativo trabajando online. Lo que de verdad importa es la calidad de los vínculos humanos entre las personas, mucho más que la distancia física entre ellas.

    • Gracias por tu comentario maestro.

      La verdad es que parto de la base de que los espacios abiertos en las oficinas terminan convirtiéndose en espacios ruidosos con demasiada frecuencia en el momento en que el equipo es mayor de 3 o 4 personas.

      Respecto a la creatividad colectiva, cada día soy más escéptico. Creo que es más eficiente la suma de las creatividades individuales de las personas.

      En lo que concierne a los vínculos humanos, quizás porque no soy una persona especialmente sociable y tiendo a concentrarme lo máximo posible si tengo la ocasión, compartir espacio de trabajo sí creo que fomenta el establecimiento de relaciones que no existirían de otro modo. Aunque soy un gran defensor del trabajo online, creo que así se pierde gran parte de la humanidad (que no siempre es necesaria, ojo, la mayoría de las veces basta con ser cordial y profesional)

  • Desde mi punto de vista los espacios abiertos acaban convirtiendose, gran parte del día, en una especie de cafetería, vamos, al menos dónde yo trabajo muchas veces parece que estamos en un starbucks con nuestros portátiles.

    Es lo que dice arriba J.M. Bolivar, la gente, al no tener límite espacial, hace bromas con un compañero (o varios a la vez), se pasea con el movil de punta a punta de la oficina, aunque a nadie debiera importarle la conversación, entra un mensajero o cliente o colaborador, suena el teléfono y la gente de soporte o comercial hablan tranquilamente como si estuvieran solos, … y todo lo que pueda generar ruido acaba sucediendo. Ni los jefes fomentan la cultura del silencio.

    Yo programo, y los desarrolladores estamos en un grupo de mesas junto a otros grupos de mesas de soporte y comercial, y al princpio me ponía música, pero claro, todo el día con música agota el cerebro y cuando requieres un esfuerz mental enorme no te deja concentrarte al máximo. ¿Solución? Tapones y encima los cascos con sonido de lluvia sacado de noisli.com. Me meto así en mi burbuja. Por otra parte 2 días a la semana trabajo desde casa, dónde puedo hacer uso de la técnica pomodoro y noto una gran dosis de productividad. Eso sí, no me gustaría trabajar desde casa a diario.

    No me molesta tener gente al lado, me molesta lo ruidosos que son.Lo ideal sería que nuestro departamento de desorrollo estuviera en un departamento propio para el equipo limitando así las molestias y evitando que estemos en soledad.

    • Es cierto que los espacios abiertos suelen ser ambientes muy ruidosos. Yo lo sufro todos los días, también soy programador y da lo mismo que la planta tenga 10 o 100 metros, siempre hay ruido en todas las empresas sonde he estado.

      Por un lado, hay perfiles que tienen que hacer ruido por la propia naturaleza de su trabajo. Si un comercial no está llamando medio día por teléfono es que no está haciendo bien su trabajo XD

      Por otro lado, hay simplemente una falta de respeto endémica hacia el trabajo de los demás que genera situaciones violentas. Entiendo que la gente comente, haga un chiste, charlen unos minutos… con criterio y con mesura. Cuando se convierte en la pauta habitual el ambiente de trabajo está bastante contamidado.

      Creo que parte de la solución pasaría por una cultura empresarial más respetuosa. No imponer reglas o limitar el libre albedrío de las personas, estoy en contra de eso y nunca funciona, pero si que la gente se auto imponga limites. Nadie tira papeles al suelo de la oficina porque saben que está mal y ensucian, pero si hay gente que deja los vasos usados en su mesa durante días y no resulta demasiado molesto. Algo así, un término medio.

    • Me pasa justo lo mismo, el local parece una cafeteria o un bar muchas veces, y la gente se pasea como quiere,

      En la empresa en la que estoy, hemos estado en una oficina, en la que cada departamento estaba en un area cerrada, donde no escuchabamos el ruido de los otros departamentos. Se estaba muy bien ya que no habia molestias.

      Ahora la empresa se ha modivo a un espacio abierto, y con mas empresas (una especie de incubadora de empresas, solo que en la que estoy yo tiene unos 25 empleados, a si que pinta poco en un espacio asi), hemos pasado de estar 8 del departamento trabajando tranquilos, a un espacio abierto con cerca de 70 personas, y en la cual no se puede trabajar en condiciones, todos los del departamentos hemos notado una bajada tremenda de nuestro rendimiento por el ruido y constantes molestias de la gente pasando cerca, ya que ademas nos han puesto al lado de la puerta principal; los de mi departamento somos las unicas personas que trabajamos en el desarrollo de todo el local, el resto de empresas son basicamente comerciales.

      Yo tambien tengo que ponerme musica, solo que me pongo unas pocas canciones, ya que al final al escuchar lo mismo se me vuelven un ruido que me aisla del resto del ruido. Lo de los tapones lo probare, a ver si me puedo aislar mas.

      Y tambien trabajo desde casa alguna vez, cuando ando justo para una entrega, me quedo en casa ya que soy mas productivo, un dia puntual dejan hacerlo, pero no de manera constante (como tu, un par de dias a la semana).

      Lo peor, es que los martes y jueves, viene alguien, y trae a un bebe, a la dueña de una de las empresas que hay, y toca escuchar al bebe llorando durante parte de la tarde.

      Un desproposito, la gente no tiene nada de respeto por los otros que trabajan. Mas de uno se ha ido de la empresa por ser imposible trabajar bien en un ambiente asi, y alguno mas se lo esta pensando.

  • Cuando era estudiante siempre preferí la soledad de mi estudio a la multitud de la biblioteca, un espacio compartido. Resulta más fácil concentrarse. Creo que el espacio debería adaptarse en fucnión del tipo de empresa, del tipo de trabajo que se desarrolle (algunos requieren más creatividad y otros más trabajo concentrado) y de la clase de personas que formen parte del equipo. Las modas al final son pasajeras, lo que perdura es lo que realmente se ajusta a nuestras verdaderas necesidades.

    • El tema está en las limitaciones arquitectónicas de los propios lugares de trabajo. Creo que siempre van a existir circunstancias en las que es mejor estar aislado y otras en las que tener compañeros alrededor puede ser enriquecedor, pero tener las dos posibilidades al mismo tiempo es complicado para la mayoría de los centros de trabajo.

      Si tuviera que elegir creo que me quedaría con espacios cerrados..

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?