¿Qué estás haciendo mal? 7 errores cotidianos que debes evitar para mejorar tu productividad personal

¿Qué estás haciendo mal? 7 errores cotidianos que debes evitar para mejorar tu productividad personal

Estás constantemente haciendo cosas sin parar

A lo mejor confundes ser productivo con estar muy ocupado. Las personas realmente productivas no hacemos más cosas o más rápido que la mayoría de las personas, sino que seleccionamos cuidadosamente cuales son nuestros próximos pasos y hacemos sólo lo imprescindible.

 

Dejas que las interrupciones rompan tu concentración

No vives en una burbuja, pero no puedes permitir que todos los estímulos externos que te salgan al paso interfieran en tus tareas y te alejen de lo que realmente debes hacer. Aprender a gestionar las interrupciones es una de las habilidades fundamentales que debes desarrollar si quieres alcanzar tus metas.

 

No planificas nada

Si bien es cierto que la vida es caótica y llena de imprevistos por definición, no importa lo que hagas para remediarlo, eso no significa que no te marques una serie de hitos que debes cumplir para alcanzar tus objetivos. Si no planificas tus pasos, caminarás sin rumbo y terminarás en cualquier parte menos donde quieres estar.

 

Planificas demasiado

Si eres una persona más o menos organizada, me gustaría apostar a que es bastante probable que planifiques gran parte de las cosas que tienes que hacer, y que lo hagas mal. El concepto tradicional de planificación es una mentira que nos han contado desde pequeños y que no funciona en absoluto. Hay que planificar lo justo y pensar mucho nuestro próximo movimiento.

 

No duermes lo suficiente

El descanso de calidad es la piedra angular de la productividad personal. El cerebro necesita pasar determinados ciclos de sueño para regenerarse y establecer nuevas conexiones neuronales. Vamos, que si no descansas bien entre otras cosas te costará más aprender y te volverás cada vez más tonto.

 

No inviertes ni un solo euro

Invertir dinero es una de las formas más sencillas de convertirte en una persona más productiva. Calcula cuánto vale una hora de tu tiempo. Si tienes que hacer algo y puedes encontrar a alguien que cobre menos de lo que tú ganarías durante el tiempo que te tomaría, contrátalo. Probablemente lo hará más rápido y mejor que tu, y además te ahorrará muchos quebraderos de cabeza. No solo debes saber cómo convertir tu tiempo en dinero, sino también cómo convertir tu dinero en tiempo.

 

No sabes bien donde te metes hasta que estas de mierda hasta el cuello

Antes de comprometerte a hacer algo debes calcular de forma inteligente qué implicaciones tiene y si vas a poder asumir todo lo que conlleva o no. Es muy frecuente que las personas se muevan por impulsos y no calculen sus recursos (tiempo-dinero) antes de fijarse sus objetivos.

¿Trabajas sin parar y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía gratuita para mejorar tu productividad
10 lecciones probadas para sacar más partido a tu tiempo que he aprendido mientras hacía malabarismos entre un trabajo muy estresante, una intensa vida familiar y un negocio online.
QUIERO LA GUÍA ¡AHORA!

Acerca del autor de esta entrada, Daniel Grifol

Hola. Me llamo Daniel y yo también pensaba que estaba hasta arriba de trabajo. Hace años me dí cuenta de que me pasaba el día haciendo cosas pero no llegaba a ninguna parte. Decidí dejar de quejarme, pararme a pensar un poco y aprender a trabajar mejor. Lo que aprendí te lo cuento en mi curso gratuito de Productividad Personal.

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!