Estilos de liderazgo: Los Cuatro Vientos

Estilos de liderazgo: Los Cuatro Vientos

Es muy difícil determinar cuantos tipos de liderazgo existen. Con este post quería hacer un pequeño homenaje a mis amigos de toda la vida, aquellos con los que he compartido estudios, trabajos y un montón de vicisitudes de la vida.

La cuestión es que todos somos un poco “frikis” (no hay más que leer este blog para darse cuenta) y jugábamos a un juego ambientado en una especie de japón feudal. Durante una época, el reino en el que jugábamos se vió sumido en una guerra por el control del trono imperial, con cuatro facciones compitiendo entre sí.

Estas facciones estaban lideradas por cuatro personajes que encarnaban cada uno diferentes virtudes de la forma de entender el poder y el liderazgo. Los denominados “Cuatro Vientos”

Kaneka: la Excelencia

Kaneka era un hombre que había nacido para dirigir a otros hombres, un gran guerrero y un general extraordinario. Lo que venimos a llamar un “pino” entre mis allegados.

Representa el líder que además es un gurú en su área, una persona que tiene los conocimientos necesarios para desempeñar prácticamente cualquier labor de la que sean capaces los miembros de su equipo, además de la visión estratégica fundamental para alcanzar el éxito. Al disponer de esta particular visión técnica, son excelentes gestores de proyectos y podemos estar seguros de que llevarán a término de una forma óptima y excelsa.

Su mayor debilidad está en que, a menudo, no miden sus fuerzas apropiadamente. Realmente son mejores que muchos de los que les rodean en muchas cuestiones, por lo que les cuesta delegar tareas, tienen a implicarse en todo y, a la larga, resulta que no están enfocando sus esfuerzos en la consecución de un solo fin.

Tsudao: el Carisma

Tsudao era también una excelente guerrera y un general hábil, pero su mayor fortaleza era otra: el liderazgo carismático.

Representa a esa persona que es capaz de conseguir en su equipo un compromiso y una cohesión extraordinarias. Es una persona con mucho carisma, que trata a la gente de forma justa y se comporta de forma honrada. Consigue por ello equipos muy cohesionados, con una rotación muy baja y una motivación muy alta, lo que fomenta que puedan superar las dificultades y enfrentarse a nuevos retos con entusiasmo.

Su punto más débil, probablemente, es que existe gente que tiende a considerar a las buenas personas como personas poco inteligentes y esto propicia que elementos de su entorno intenten aprovecharse de ellos, lo que socava su energía y les resta recursos.

Sezaru: el Conocimiento

Sezaru era el mayor hechicero de su era, un hombre dotado de enormes poderes mágicos que podía desatar contra sus enemigos.

Representa el superespecialista, ese líder que es indiscutiblemente el mejor en el área en concreto a la que se dedica. Normalmente son especialistas apasionados por lo que hacen que pasan todas las horas de su vida trabajando en su área o investigando para incrementar el conocimiento sobre su sector. Siempre están al día de las últimas tendencias, siempre saben que decisión tomar en cuestiones técnicas, no hay nada que no puedan lograr dentro de su especialidad.

Sin embargo, en ocasiones, carecen de la visión periférica necesaria para tener en cuenta otros factores distintos a los puramente técnicos, lo que hace sus equipos sean un tanto inestables o los objetivos que se marcan no sean los adecuados.

Naseru: la Astucia

Naseru era un cortesano, un fantástico político que utilizaba su influencia y combinada con subterfugios para alcanzar sus fines.

Representa al líder cuya mayor fortaleza es el área de negocio y la palabra. Son gente capaz de hacer contactos con facilidad, de decantar una negociación a su favor y de crear un entramado de amistades y favores en la que la gente de su alrededor crean sinergias que obran en su propio beneficio y, por supuesto, en el del líder. Son líderes que conocen siempre a la persona apropiada, con un amplio conocimiento del mercado en el que se mueven y con gran capacidad para tomar las decisiones correctas en el momento apropiado.

Su principal punto débil es la confianza. Cuando te topas frente a alguien con estas habilidades, la sensación es de que de se esconde un as en la manga, de que sabe más de lo que cuenta y de que siempre está obrando en su propio beneficio, aunque esto no sea rigurosamente cierto.

Probablemente todos hemos conocido personas así. Y es que los mundos de fantasía no son tan diferentes del mundo real. Os sorprendería saber cuántas cosas se aprenden leyendo novelas de ciencia ficción, jugando a wargames y participando en partidas de rol.

Y para mis amigos, un abrazo enorme. Espero que os haya gustado. Este post es para vosotros ;)

Acerca del autor de esta entrada, Daniel Grifol

Hola. Me llamo Daniel y yo también pensaba que estaba hasta arriba de trabajo. Hace años me dí cuenta de que me pasaba el día haciendo cosas pero no llegaba a ninguna parte. Decidí dejar de quejarme, pararme a pensar un poco y aprender a trabajar mejor. Lo que aprendí te lo cuento en mi curso gratuito de Productividad Personal.

Ya hay 2 comentarios en este artículo. ¡Tu opinión me interesa!

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.