Factores que inciden en la motivación

Factores que inciden en la motivación

Hace unos meses hablamos acerca de la Pirámide de Maslow como medida para alcanzar la realización personal en el trabajo. Quería profundizar un poco más en los aspectos de los que hablamos en su día para comprender mejor cómo afectan a nuestra motivación y saber comprender por qué nos sentimos motivados o no.

Factores fisiológicos

Difícilmente podremos trabajar en una oficina llena de ruidos, mal iluminada o a la que no nos resulte cómodo llegar. Yendo incluso más lejos, cuanto más nos guste la decoración del lugar de trabajo y más comodidades nos ofrezca más motivados nos sentiremos para ir a trabajar.

No es lo mismo trabajar en un sótano con las paredes pintadas de blanco que en una oficina pintada con colores alegres. Por no hablar de la importancia de tener nuestra mesa ordenada y tener a mano todas las herramientas que necesitamos. No debemos menospreciar ni siquiera la importancia de tener una cafetera en el trabajo.

Factores de seguridad

Cuando vivimos situaciones inestables tendemos a estar más preocupados por salvar nuestro pellejo que por hacer un buen trabajo. Algunas de las cosas que debemos tener en cuenta para satisfacer estas necesidades es no cambiar de trabajo con demasiada frecuencia si tenemos la posibilidad, intentar contar con contratos estables que nos permitan planificar el futuro y procurar trabajar siempre que nos sea posible en el mismo destino.

Factores de afiliación

La motivación es realmente difícil sin la sensación de pertenencia a un grupo. Es el famoso engagement tan ansiado por muchas empresas. Es imprescindible encontrar un lugar de trabajo en el que te sientas integrado, en el que te lleves bien con tus compañeros y en el que sientas orgulloso de trabajar donde trabajas.

Factores de reconocimiento

Los estadios anteriores se presuponen para que nos sintamos agusto en cualquier trabajo, pero los niveles superiores de la pirámide de Maslow son un poco más complejos.

Es este escalón, necesitamos que nuestro entorno reconozca que tenemos un buen trabajo, que reconozcan que lo hacemos bien y que se sientan orgullosos de nosotros por ello. Es el motivo por lo que nos sentimos desmotivados cuando no podemos ascender en una organización.

No siempre es posible conseguir este reconocimiento a través de ascensos, por lo que en este escalón juega un papel crucial la simulación de avance mediante otras técnicas de motivación menos convencionales como la gamificación.

Factores de autorealización

En el último escalón, necesitamos tener cubiertas las necesidades que hacen que podamos crecer como individuos. Esto es fácilmente trasladable al ámbito profesional comprendiendo que resulta mucho más dificil sentirnos motivados en un trabajo en el que no nos dejan mejorar nuestras habilidades.

Los factores que cada uno de nosotros consideramos imprescindibles para sentirnos realizados varían muchísimo de unas personas a otras, pero es fácil de entender que la gente sienta esta necesidad. Si estamos atrapados en un trabajo en el que no nos dejan aprender nada nuevo, en el que no se nos permite ser creativos o en el que no nos dan autonomía para resolver problemas, probablemente acabemos cayendo en el desánimo.

En último término, todas las técnicas de motivación y todos los sistemas de recompensas pueden considerarse como herramientas para consolidar nuestro status en cada uno de estos cinco escalones.

Si no os sentís motivados en vuestro trabajo, deberéis reflexionar para entender qué es lo que está fallando e intentar cambiarlo.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?