Fórmula para el cálculo de la capacidad de producción de un equipo

Fórmula para el cálculo de la capacidad de producción de un equipo

Hace mucho tiempo que llevo dándole vueltas a la cuestión de la capacidad de producción de los equipos. Se habla de muchos factores que influyen en el rendimiento en el trabajo, tanto a nivel individual como colectivo, pero la verdad es, aunque podemos encontrar por ahí exposiciones fantásticas, su traducción en números siempre queda un poco en el aire.

Siguiendo con este razonamiento, me gustaría proponer una fórmula matemática no solo para calcular la capacidad de producción de un equipo de trabajo, sino para medir el impacto que puede tener en la productividad la mejora de determinados factores psicológicos relacionados con el trabajo.

Para ello, lo primero que necesitamos saber es cuánto es capaz de producir nuestro equipo. Me gustaría proponer la siguiente fórmula para el cálculo de la producción de un equipo.

Producción de equipo (PE) = (Producción de cada uno de sus miembros) * (Circunstancias de la empresa)

El análisis de las circunstancias de cada persona, nos lleva a pensar que la producción de cada uno de los miembros de un equipo individualmente depende de su capacidad máxima de producción así como de su estado de motivación.

Por tanto:

Producción de cada miembro del equipo = M*P

Donde:

P (Producción) es la capacidad de producción máxima que es capaz de alcanzar de cada uno de los miembros que componen el equipo en un determinado periodo, medido en unidades de producción. Es un valor realmente difícil de determinar, pero podemos considerar la capacidad de producción máxima de un individuo como lo máximo que ha sido capaz de producir en un momento puntual.

Esta capacidad de producción varía mucho en función de un sin fin de parámetros y debe reajustarse a la realidad temporal de cada momento, entre los que están la experiencia, la productividad personal, las circunstancias personales, vacaciones…

Puede tratarse de un valor tangible como “número de tornillos”, pero es más frecuente que tengamos que establecer un valor intangible como unidad principal de medida.

O, siendo más pragmáticos y fijándonos en valores que todos podemos entender perfectamente, podemos medir la capacidad de producción de una persona en el dinero bruto que hace ganar a la empresa.

M (Motivación) es un coeficiente derivado la motivación de cada uno de los miembros del equipo. También existen un sin fin de parámetros que inciden sobre la motivación del individuo, aquí expongo algunos parámetros que inciden sobre la motivación. Es difícil saber si una persona está motivada o no con la simple observación, así que mi propuesta es preguntar periódicamente a los miembros de equipo que valoren anónimamente su grado de motivación de 0 a 10. Su valor es de 0 a 1, siendo 0 una persona completamente desmotivada y 1 una persona completamente motivada.

Las circunstancias de la empresa son una serie de valores que pretenden medir la eficacia del entorno dentro del que se encuentra sumergido el individuo. Un entorno propicio puede hacer que una persona alcance su máximo potencial, pero lo más habitual es que los sistemas sean imperfectos y haya pequeños (o grandes) factores que juegen en contra de la capacidad máxima de producción del individuo.

Los factores que he conseguido aislar son los siguientes:

Circunstancias de la empresa = (CC+CP+EP+SP)/4

CC (Canales de Comunicación) Es un coeficiente derivado la efectividad de nuestros canales de comunicación. Los canales de comunicación son fundamentales para la efectividad de nuestro sistema de producción, tal y como explico en este artículo. Su valor es de 0 a 1, siendo 0 una empresa con canales de comunicación que hacen imposible trabajar y 1 un canal de comunicación absolutamente óptimo.

CP (Capacidad de Pivotar) Es un coeficiente derivado de la velocidad en la toma de decisiones derivado de la estructura empresarial. Cuanto más se retrase la toma de decisiones, más despacio cambiará el equipo de rumbo y más difícil será reajustar el sistema para hacerlo efectivo. También es un valor de 0 a 1, siendo 0 una empresa en la que es imposible corregir una mala decisión y 1 una empresa que es capaz de pivotar muy deprisa

EP (Efectividad de la Planificación) Es un coeficiente que se extrae de la buena planificación del trabajo y la gestión apropiada de recursos. Tal y como explicaba hace unos meses, es más barato prevenir que curar. No sólamente es más barato, sino que además es más eficiente desde el punto de vista del rendimiento del conjunto. Puede tomar valores entre 0 y 1, siendo 0 una empresa sin ningún tipo de planificación en la que todo es un absoluto desastre y 1 una empresa en la que todas las piezas se coordinan a la perfección como un reloj.

SP (Sistema de Producción) Es un coeficiente que mide la efectividad del sistema de producción en sí mismo. No es ningún misterio descubrir que hay sistemas de producción mucho más eficientes que otros (todos recordamos a Ford y su producción en cadena). Los sistemas de producción se establecen y refinan dentro de una estructura empresarial para hacer el trabajo más eficaz, tal y como hablábamos hace unos meses en el artículo “¿Está tu empresa preparada para el Kaizen?”, Puede tomar valores entre 0 y 1, siendo 0 una empresa sin ningún sistema de producción y 1 una empresa con un sistema de producción perfecto.

La media de estos cuatro factores nos dará un valor entre 0 y 1 que tomaremos como coeficientes modificador por circunstancias de la empresa en nuestra fórmula para el cálculo de la productividad de un equipo.

Desarrollando todas las variables expuestas anteriormente, podemos escribir:

Productividad del Equipo (PE) = (M1*P1+M2*P2…+MnPn)*(CC+CP+EP+SP)/4

Donde M1*P1, M2*P2.. corresponden al grado de motivación y capacidad de producción respectivas de cada uno de los miembros del equipo.

Según estos parámetros, un sistema perfecto de producción perfecto es aquel cuyos coeficientes de variación de la productividad son iguales a 1. Esto significa que la motivación de todos los miembros es 1 y los coeficientes de empresa

Por tanto, es fácil extrapolar que la capacidad máxima de producción de un equipo es la suma de las capacidades máximas de producción de los miembros que lo componen bajo circunstancias ideales.

Producción Máxima del Equipo (PX) = (1*P1+1*P2+..1*Pn)*(1+1+1+1)/4=P1+P2..+Pn

Conociendo la productividad máxima y la productividad real del equipo, podemos comprobar cómo de efectivo es nuestro sistema de producción. Para ello, podemos calcular la eficacia de la productividad del equipo como un porcentaje.

Productividad de Equipo = (Producción de Equipo/Producción Máxima del Equipo)*100 = (PE/PX)*100

Con estas variables definidas y aplicando estas fórmulas, se hace más sencillo calcular la incidencia de la toma de decisiones dentro de la productividad de un equipo.

Por ejemplo, si decidimos invertir en formación para mejorar la motivación, podemos calcular exactamente en qué medida influye esto en la mejora de la producción.

Así mismo, si decidimos invertir esfuerzo en mejorar los canales de comunicación de una empresa o en la implantación de un ERP, podemos estimar cuál será la mejora de los coeficientes correspondientes y su impacto directo en la productividad.

Se trata de una primera aproximación desde el punto de vista matemático para establecer un sistema de medidas que nos ayuden a tomar decisiones sobre la gestión de equipos. Me gustaría mucho que compartierais conmigo vuestro punto de vista para depurar el sistema y poder establecer fórmulas cada vez más precisas.

Acerca del autor de esta entrada, Daniel Grifol

Hola. Me llamo Daniel y yo también pensaba que estaba hasta arriba de trabajo. Hace años me dí cuenta de que me pasaba el día haciendo cosas pero no llegaba a ninguna parte. Decidí dejar de quejarme, pararme a pensar un poco y aprender a trabajar mejor. Lo que aprendí te lo cuento en mi curso gratuito de Productividad Personal.

Ya hay 2 comentarios en este artículo. ¡Tu opinión me interesa!

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.