Gestión de interrupciones en el trabajo

Gestión de interrupciones en el trabajo

Si el aliado más poderoso de la productividad es la concentración, sin duda su mayor enemigo son las interrupciones.

Cuando alguien se acerca a ti mientras estás enfrascado en algo y te pregunta "tienes un momento" o "dame cinco minutos", desencadena un proceso en el que pierdes la concentración sobre lo que estabas haciendo, atiendes a otra tarea, debes volver a concentrate y recuperar el mismo nivel de producción que tenías antes de que te interrumpieran. Normalmente una persona tarda unos 10 minutos en alcanzar un buen nivel de concentración, así que cuando alguien te pide cinco minutos, aunque de verdad lo sean, en realidad esta afectando a los 15 próximos minutos de tu trabajo.

Aunque existen diversas técnicas para gestionar las interrupciones, mi preferida por ser la más sencilla de aplicar y de entender por tus compañeros de trabajo es, simplemente, planificar que vas a tener interrupciones y establecer periodos para lidiar con ellas. A estos periodos los llamo ventanas de gestión de interrupciones.

Es inevitable (y hasta recomendable) que tus compañeros pidan tu colaboración. Procura pedirles que te molesten un poco más tarde si es algo que puede esperar (y creeme, casi todo puede esperar por importante que parezca). No se molestaran por ello si lo haces con educación y de verdad les atiendes más tarde.

Normalmente apunto rápidamente en un post-it que tengo que hablar con las personas que me han pedido ayuda y establezco 4 periodos o ventanas de gestión de interrupciones para atender las interrupciones del día basados en mi curva de productividad diaria:

    • Antes de mi periodo de máxima productividad diaria
    • Después de mi periodo de máxima productividad diaria
    • Antes de mi periodo de máxima productividad de la tarde
    • Despues de mi periodo de máxima productividad de la tarde

 

En estas ventanas de gestión de interrupciones es donde analizo y ejecuto la interrupción siguiente una regla muy fácil y efectiva.

a) Si el tema por el que se te ha pedido ayuda se puede dejar  zanjado en 5 minutos REALES, ejecuto la tarea.

b) Si es una tarea de más de 5 minutos, la añado a mi lista de tareas y la encajo en mi planificación.

 

Si no aplicas una metodología para tratar las interrupciones, en determinados trabajos pasarás en día atendiendo a demandas de compañeros y tendrás la sensación de no avanzar en tu trabajo. Este es un mal endemico en muchas oficinas en las que trabajamos.

Una cultura de empresa en la que los compañeros se apoyan entre si pero tienen respeto por la concentración de los demás es muy importante para fomentar un ambiente de trabajo relajado, sin estres y productivo.

Otros artículos sobre Productividad Personal:

Organizando tus tareas según su intensidad
Tal y como vimos en el artículo Dividiendo el Trabajo en Tareas, es importante saber dividir el trabajo en tareas para que sea más manejable y... leer más
Ley de Swoboda-Fliess-Teltscher o Ley de los ritmos biológicos
Este es uno de los interesantes momentos en los que la biología se intenta mezclar con el mundo de la productividad personal, por otra parte, un... leer más
¿Qué es GTD?
GTD, siglas de Get Things Done, es un sistema de organización y gestión creado por David Allen que se ha convertido en un paradigma de la... leer más
Gestión de correos: saca la basura
Continuando con la serie de artículos en la que hablo de la gestión del correo electrónico, le toca el turno a una de las tareas a las que menos... leer más
Ley de Illich: la productividad se vuelve negativa a partir de un umbral
Por suerte o por desgracia somos seres humanos, con una capacidad de trabajo limitada y con un poder de concentración que dista mucho de ser infinito... leer más

Comentarios en Gestión de interrupciones en el trabajo:

Muy interesante. Seguiré leyéndolo, es un tema que me preocupa mucho en los últimos días y al que quiero darle una solución.

Espero poder ser de ayuda Jhonny ;)

Comenta en Gestión de interrupciones en el trabajo: