Herramientas para la gestión de proyectos

Herramientas para la gestión de proyectos

Como comentábamos en un artículo hace unos días, existen tantas formas de gestionar un proyecto como personas. Sin embargo, podemos distinguir dos filosofías principales de project management: la gestión por procesos o tradicional y la gestión ágil.

Ninguna es mejor que la otra, todo depende de la naturaleza de nuestro proyecto. Sin embargo, lo que siempre necesitaremos serán herramientas que nos permitan llevar un control correcto del proyecto.

No voy a poneros una lista interminable porque hay muchísimas y se parecen demasiado entre sí. Aquí os presento algunas de mis herramientas para la gestión de proyectos preferidas:

Basecamp

Sin ninguna duda el líder en cuanto a las herramientas de gestión de proyectos se refiere. Sus capacidades pueden dividirse en dos grandes grupos. Por un lado, está pensado para llevar un control de las tareas mediante listas. Por otro lado, está pensado para ser una plataforma de colaboración, por lo que incluye muchos recursos para compartir información.

Ventajas: está muy consolidado y tiene un montón de accesorios que pueden complementar nuestro estilo particular de management.

Inconvenientes: es un poco caro, pero para mí lo vale sin duda.

Haz click aquí para probarlo.

Comindwork

A la sombra de Basecamp, han nacido muchas herramientas para la gestión de proyectos. Una de las más destacadas es Creative Pro Office, que incluye la mayoría de las funcionalidades que esperamos encontrar cuando gestionamos un proyecto: control de tiempos, control de tareas, calendarios…

Ventajas: las interfaz te permite pegarle un vistazo global a los proyectos mucho más deprisa. Es bastante más barato.

Inconvenientes: le faltan algunas herramientas de colaboración importantes.

Haz click aquí para probarlo.

Trello

Para mi ha sido el descubrimiento del año. Trello traslada perfectamente la filosofía del desarrollo ágil a la gestión de proyectos colaborativos. Organiza la información en “cartas” que se organizan en columnas, de forma muy parecida a cómo se organizan los postit en una pizarra de SCRUM.

Ventajas: Trello es la herramienta perfecta para gestionar proyectos mediante metodologías de desarrolla ágil como SCRUM o TDD. También es muy eficaz para la gestión de tareas personales porque su interfaz es muy fácil de adaptar para ser utilizada como algo parecido a un gestor de listas de tareas GTD.

Inconvenientes: Trello está pensado para ser usado por gente responsable. Esto significa que no es muy eficaz para el control en sí de las personas pero si es muy efectivo para el control del proyecto en general.

Haz click aquí para probarlo.

Jira

Cada vez son más los adeptos a Jira, y puedo comprender perfectamente por qué. Jira ha sabido combinar de una forma bastante eficaz la gestión tradicional de proyectos orientados a objetivos y milestones de la forma en la que lo hace Basecamp, y combinarlo con un enfoque más actual de metodologías ágiles más dinámico y abierto a discusiones.

El resultado es una potente herramienta muy versátil que puede ayudarnos mucho a implementar nuestra propia forma de gestionar proyectos.

Ventajas: Jira incluye muchísimas opciones para gestionar proyectos a tu manera, por lo que seguramente te encuentres cómodo utilizándolo.

Inconvenientes: Al incluir tantas opciones, da la sensación de estar construido por piezas, como una especie de Frankestein de la gestión de proyectos. No es un inconveniente insalvable, pero en ocasiones resulta un poco molesto.

Haz click aquí para probarlo.

¿Trabajas sin parar y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía gratuita para mejorar tu productividad
10 lecciones probadas para sacar más partido a tu tiempo que he aprendido mientras hacía malabarismos entre un trabajo muy estresante, una intensa vida familiar y un negocio online.
QUIERO LA GUÍA ¡AHORA!

Acerca del autor de esta entrada, Daniel Grifol

Hola. Me llamo Daniel y yo también pensaba que estaba hasta arriba de trabajo. Hace años me dí cuenta de que me pasaba el día haciendo cosas pero no llegaba a ninguna parte. Decidí dejar de quejarme, pararme a pensar un poco y aprender a trabajar mejor. Lo que aprendí te lo cuento en mi curso gratuito de Productividad Personal.

Ya hay 7 comentarios en este artículo. ¡Tu opinión me interesa!

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!