Kanban, la traza perfecta de un proceso de producción

Kanban, la traza perfecta de un proceso de producción

Kanban es el padre de casi todos los sistemas de producción actuales. Kanban es algo así como “la manera” en la que se supone que debe estar controlado un proceso de producción.

Sorprendentemente, en este blog todavía no he hablado del Kanban. Sorprendentemente, muchos de mis lectores habituales no habían oído hablar de Kanban. Más sorprendente aún, muchas personas íntimamente ligadas al sector de la producción industrial no conocen Kanban.

Vamos a resolver sus dudas.

Kanban es una forma de controlar los sistemas de producción basada en tarjetas. Cuando un proceso de producción está bien definido, cada paso de este proceso puede ser claramente separado del resto. La filosofía de Kanban es asignar una tarjeta (habitualmente de un color predeterminado) a cada uno de estos pasos del proceso de producción para conocer exactamente el estado actual de cada item.

Asimismo, de cada paso del proceso de producción se pueden extraer una serie de datos que pueden resultar muy útiles para el siguiente paso del proceso: peso, cantidad, identificador… Estos datos pueden ser fácilmente agregados a la tarjeta Kanban para facilitar cualquier consulta.

Las tarjetas Kanban funcionan muy bien porque son un método muy sencillo y eficaz de conocer el estado actual de un item. Solo hay que mirar el color de la tarjeta para saber en qué paso del proceso de producción de encuentra. Esto es especialmente importante en sistemas de producción no lineales, ya sea porque almacenan items en estados intermedios del proceso de producción o porque siguen el sistema “Just in Time”

También son un método muy efectivo porque permite detectar de forma casi automática fallos en el proceso de producción. Si un item suele contener 200 unidades de un producto y de repente aparece uno que tiene solo 150 unidades, se puede leer en la tarjeta Kanban el error y revisar la cadena de producción.

Por último, Kanban es una herramienta fantástica para analizar la eficiencia de un proceso de producción. Con la información contenida en las tarjetas es muy fácil saber que es lo que ocurre desde que un item entra en producción hasta que su producción termina, lo que sienta unos cimientos muy sólidos para establecer sistemas de mejora continua.

Aunque es un sistema ideado para la industria automovilística, se ha exportado con éxito a otros sectores basados tanto en la producción de bienes materiales como inmateriales y no es extraño comprobar que es utilizado no solo por grandes fábricas, sino también empresas de desarrollo de software, pequeños talleres o centros de formación.

Seguro que todos podéis imaginaros un ejemplo de Kanban ahora mismo. Si os interesa, os recomiendo leer más sobre el tema porque es una forma muy intuitiva y barata de poner control en un sistema de producción del tipo que sea ;)

¿Trabajas sin parar y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía gratuita para mejorar tu productividad
10 lecciones probadas para sacar más partido a tu tiempo que he aprendido mientras hacía malabarismos entre un trabajo muy estresante, una intensa vida familiar y un negocio online.
QUIERO LA GUÍA ¡AHORA!

Acerca del autor de esta entrada, Daniel Grifol

Hola. Me llamo Daniel y yo también pensaba que estaba hasta arriba de trabajo. Hace años me dí cuenta de que me pasaba el día haciendo cosas pero no llegaba a ninguna parte. Decidí dejar de quejarme, pararme a pensar un poco y aprender a trabajar mejor. Lo que aprendí te lo cuento en mi curso gratuito de Productividad Personal.

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!