La fuerza del positivismo

La fuerza del positivismo

Querer es poder es una de esas máximas que hay que tener en la vida si queremos conseguir algo. Cuando leo libros de coaching, hablo con gente que ha tenido éxito en sus respectivos campos o leo historias en la prensa que hablan de grandes éxitos de deportistas, el nexo de unión siempre es el mismo: sabían que podían hacerlo y lo hicieron.

Algunas veces es más fácil que otras poder visualizar la “victoria”. Si eres realmente bueno en lo tuyo es más sencillo saber qué puedes destacar o alcanzar el objetivo por delante de la gente que te rodea. Aún así, tienes que saber que eres capaz de alcanzar el objetivo o no nunca lo harás, la historia está llena de grandes hombres que fueron demasiado modestos para alcanzar sus sueños.

Otras veces, saber que puedes conseguirlo si te esfuerzas sirve como aliciente para trabajar duro. En todo caso, tienes que tener claro el objetivo y ser realista acerca de si de verdad puedes conseguirlo o no. La mayor mentira que le han contado a mi generación es “si te esfuerzas puedes conseguir lo que quieras”. La verdad es que hay cosas que puedes lograr si te esfuerzas y otras no, pero debemos sentirnos capaces de alcanzar la meta si queremos mejorar. Lo que es seguro es que si no te crees capaz de hacer algo nunca lo harás.

Aunque soy un ferviente defensor de la planificación y el análisis, la inconsciencia es uno de los mejores motores con los que cuenta la humanidad para avanzar. Todos conocemos ejemplos de hombre que hicieron cosas que no se consideraban posibles en su época porque no sabían que fueran imposibles o no creían que lo fueran. Superaron el límite de la creencia de su época y fueron capaces de alcanzar objetivos nunca antes contemplados.

Esta forma de pensar es especialmente útil en el ámbito laboral y es recomendable fomentarla y cultivarla. La primera regla para hacer un gran trabajo es sentirnos capaces de que podemos hacer un gran trabajo. La segunda regla es que los demás nos crean capaces de hacer un gran trabajo.

El positivismo unido a la asertividad son las dos fuerzas más poderosas con las que contamos para poder crecer profesionalmente y afrontar nuevos retos con garantías de éxito. No deberíamos ignorarlas.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?