La naturaleza del terreno es el factor más importante para que un ejército obtenga una victoria segura

La naturaleza del terreno es el factor más importante para que un ejército obtenga una victoria segura

La frase que da título a este artículo está extraída del archiconocido libro “El Arte de la Guerra”. No es ningún secreto que soy un absoluto fan de la cultura oriental y, encima, me dedico al marketing, así que debo haber leído este libro al menos 20 veces.

Aunque no suelo estar muy de acuerdo con la interpretación que mucha gente hace de algunos pasajes de Sun Tzu (el autor del libro por si no lo sabías :P) y, sobre todo, de su aplicación al mundo de los negocios en particular, sí es cierto que los capítulos que hablan del autoconocimiento son bastante útiles. Me explico.

Desde mi punto de vista, son muy pocas las personas que pueden utilizar los consejos que “El Arte de la Guerra” nos ofrece para enfrentarse al enemigo. Seamos realistas ¿cuanta gente tiene enemigos en su día a día? ¿De verdad la mejor forma de enfrentarte a tu competencia es engañándolos y haciendo que gasten su energías en cosas inútiles? ¿No será más productivo invertir nuestros recursos en el autoconocimiento y la mejora de nosotros mismos y de nuestra organización?

Es ese conocimiento lo que nos va ayudar a triunfar a nosotros, oh pobres mortales. Ya lo dice el propio Sun Tzu

Y si, esta frase es una de las que me inspiró para empezar a escribir sobre productividad. Este blog habla principalmente de conocernos a nosotros mismos, de saber por qué hacemos las cosas y así aprender a corregir nuestros errores.

Quizás hablamos algo menos del “conocimiento del terreno“, esto es, del contexto y del mundo que nos rodea. No olvidemos que nosotros no existimos solos en el universo, las circunstancias son fundamentales y saber aprovechar estas circunstancias es una de las formas más seguras de alcanzar el éxito. Saber donde situarte antes de que empiece la acción te da ventaja antes de empezar. Porque, como también dice Sun Tzu:

Pongamos un ejemplo. Estoy planificando mi parte en la estrategia de marketing de mi empresa el año que viene. Todo precioso, conozco mi trabajo, mis compañeros son estupendos, la empresa ya conoce como trabajamos en equipo y sabemos lo que nos funcionó en el pasado. Pero resulta que la tendencia en marketing el año que viene es que el 90% de los usuarios va a acceder a las webs a través del movil y yo no me he dado cuenta. Teníamos todo bien atado, pero hemos fracasado por no conocer el terreno. 

¿Solución? Antes de pensar que soy más listo que nadie porque el año pasado me fue bien, miro a mi alrededor. Me leo algunos post sobre tendencias de publicidad en internet,  hablo con colegas de profesión para ver cómo lo ven ellos, estudio a la competencia no para vencerles, sino para inspirarme en su estrategia… Me preocupo por conocer el terreno.

Parece un tema obvio, pero en reaidad es una lección que no parece que hayamos aprendido y caemos en el mismo error una y otra vez. Por ejemplo, un 82% de las startups fracasan. Es cierto que hay muchos factores, pero a mi me han ofrecido trabajo en varias startups (más de dos y más de tres) en las que ni siquiera tenían claro que clase de gente eran los potenciales compradores de su producto. Si inventar una máquina quitanieves maravillosa pero vives en el desierto, no te va a ir muy bien el negocio.

Lo mismo ocurre con los blogs. 9 de cada 10 blogs fracasan en el primer año de vida por dos razones: la gente no sabe para que empieza el blog y, de saberlo, no sabe qué clase de personas necesitan que lean su blog para alcanzar su objetivo. A mi mismo me ocurrió eso durante los dos primeros años de vida de danielgrifol.es y solo se salvó gracias a que me lo pasaba realmente bien escribiendo. Hace años que aprendí que tengo que saber que terreno piso y en qué terreno quiero librar mi batallas antes de lanzarme a pelear.

A lo que voy es, esta muy bien que te sepas “Organízate con Eficacia” al derecho y al revés. Está genial que tu equipo sea uno de los mejores equipos de España en su área de trabajo (acaso no lo son todos?), pero antes de tomar decisiones equivocadas, levanta la cabeza y mira a tu alrededor. Estudia el terreno que estás pisando si quieres evitar un tropiezo inesperado.

 

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

¿Te ha gustado? Tus comentarios nos enriquecen a todos ;)

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?