Las cosas nunca van rápidas al principio: Principio de la Rueda Volante

Las cosas nunca van rápidas al principio: Principio de la Rueda Volante

El Principio de la Rueda Volante es un concepto de dinámica de negocio que podemos extrapolar perfectamente para explicar la curva de esfuerzo y resultado de prácticamente cualquier empresa que iniciemos.

El concepto original en el que se inspira esta teoría es un aparato mecánico llamado “Rueda Volante”, que funciona como un acumulador de energía de rotación.

Este principio, aplicado al mundo de los negocios, está extraído del libro “Good to Great” de Jim Collins, en el que viene a decir algo así:

“No existe necesariamente un momento de ‘eureka’ en el que todo funciona a la perfección. Sin embargo, los esfuerzos continuados hacen que la rueda gire cada vez más deprisa hasta que el éxito empieza a producirse y las cosas funcionan por sí mismas”

El argumento detrás de este principio es realmente interesante y sirve para dar ánimos a aquellos que hace poco que han emprendido algún nuevo proyecto. Personalmente, me sirve de aliciente cuando intentó implantar un nuevo hábito en mi vida y me resulta difícil cambiar.

No esperes que las todo salga perfecto a la primera, todo cuesta al principio, pero si te esfuerzas lo suficiente y vas en la dirección correcta, resultará cada vez más fácil hasta que llega un momento que no te costará ningún esfuerzo.

Los inicios siempre son duros, será el momento en el que tendremos que aplicar más esfuerzos y recursos y obtendremos menos resultados. Sin embargo, si perseveramos llegará un momento en el que las curvas de esfuerzo y resultado se invierten, propiciando que un pequeño aporte adicional de esfuerzo se traduzca en un aumento mucho mayor de los resultados.

Desde mi punto de vista, el Principio de la Rueda Volante está íntimamente relacionado con el método Jerry Seinfeld para desarrollar un nuevo hábito. Como resumen, diremos que es un método fundamentado en hacer que el número de cambios sea lo menor posible de partida y que defiende que después de 21 días desarrollaremos el nuevo hábito sin esfuerzo.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía gratuita para mejorar tu efectividad
10+1 lecciones directamente aplicables para aprovechar mejor tu tiempo.
QUIERO LA GUÍA ¡AHORA!

Acerca del autor de esta entrada, Daniel Grifol

Hola. Me llamo Daniel y yo también pensaba que estaba hasta arriba de trabajo. Hace años me dí cuenta de que me pasaba el día haciendo cosas pero no llegaba a ninguna parte. Decidí dejar de quejarme, pararme a pensar un poco y aprender a trabajar mejor. Lo que aprendí te lo cuento en mi curso gratuito de Productividad Personal.

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!