Lo importante es el proyecto, no las personas

Lo importante es el proyecto, no las personas

Me soltaron esta frase hace unos meses y me quede helado, literalmente.

Lo importante es el proyecto, no las personas

Me movía entre la incredulidad, la indignación y la admiración por la resolución de la persona que me estaba diciendo esto. Ya entonces penseé que se equivocaba. Se equivocaba y se equivoca. Lo más importante para un proyecto en el que hay pocas personas implicadas son las personas.

Los proyectos, a fin de cuentas, son planteados y ejecutados por personas. Cuando en el proyecto están implicadas solamente entre 5 y 10 personas, entonces la gente es lo más importante por varios motivos:

La rotación de personal es crítica

El alguna ocasión ya hemos hablado de la incidencia que tiene la pérdida de conocimiento organizacional en la productividad de un equipo. En equipos tan pequeños sometidos a la presión de sacar adelante un proyecto en una fecha determinada, el tiempo necesario para asumir los daños que una baja puede producir son determinantes para el éxito global del proyecto.

La ineficiencia de una persona afecta al conjunto

Supongamos que 5 personas pueden producir 100 puntos de historia cada una de un proyecto por día, de media (ph: puntos de história es una unidad de medida del trabajo importada de SCRUM). Supongamos que una de estas personas no es capaz de producir 100 ningún día, por la razón que sea. Pongamos que solo es capaz de producir 50 puntos de história de media. Está produciendo la mitad de resultados que sus compañeros son el mismo coste.

Vayamos más allá. En vez de producir 500 ph, el equipo produce 450 ph. En una semana, en vez de producir 2500 ph producen 2250 ph. Es decir, cada dos semanas acumulan un día de retraso solo porque una persona no es igual de eficaz que el resto.

Todas las piezas deben estar bien engrasadas

Considera un equipo que pelea por terminar un proyecto como un coche. Cada persona es una de las ruedas de un coche. Si el coche, en vez de ser un coche es un camión con 20 ruedas, dá lo mismo que se pinchen una o dos, el camión deberá ser capaz de llegar a su destino más o menos de forma cómoda.

Sin embargo, si tenemos un coche con 4 ruedas y se pincha una, seguro que no vamos a poder llegar muy lejos.

Esto es lo que ocurre cuando las piezas de un equipo no encajan bien. El riesgo de tener un mal ambiente en un equipo pequeño es muchísimo mayor que en un equipo grande.

En mi humilde opinión, lo importante son la spersonas, no el proyecto. Porque sin personas, no hay forma de llevar a término un proyecto.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía gratuita para mejorar tu efectividad
10+1 lecciones directamente aplicables para aprovechar mejor tu tiempo.
QUIERO LA GUÍA ¡AHORA!

Acerca del autor de esta entrada, Daniel Grifol

Hola. Me llamo Daniel y yo también pensaba que estaba hasta arriba de trabajo. Hace años me dí cuenta de que me pasaba el día haciendo cosas pero no llegaba a ninguna parte. Decidí dejar de quejarme, pararme a pensar un poco y aprender a trabajar mejor. Lo que aprendí te lo cuento en mi curso gratuito de Productividad Personal.

Ya hay 2 comentarios en este artículo. ¡Tu opinión me interesa!

  • Está claro que quien planteó esta abominación, es alguna persona enquistada en los primeros procesos de producción de la revolución industrial. Se ha avanzado tanto a nivel de productividad, gestión de proyectos, métodos scrum, kanban, lean startup…. Espero que no te haya hinchado a látigazos. ¡Un abrazo Daniel!

    • Pues lo curioso Cesar es que fue un tipo más bien juicioso, inteligente y que me trata muy bien, pero con una visión de determinados ámbitos de los recursos humanos (no de todos) con la que no puedo estar de acuerdo.

      Gracias!

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!