Metodologías de desarrollo ágil: Lean Development

Metodologías de desarrollo ágil: Lean Development

Siguiendo con la serie de artículos en la que describo brevemente los principales metodologías de desarrollo ágil de software, hoy le toca el turno a Lean Development.

El desarrollo Lean es una adaptación a los entornos de desarrollo de software del método de producción Toyota para equipos pequeños de programadores. Se fundamenta principalmente en constituir un equipo fuerte y altamente preparado capaz de llevar a cabo cualquier tarea en poco tiempo, legando todo a la eficacia y la cohesión de los componentes del equipo y obviando los procesos y la burocracia que conlleva normalmente el tener un sistema de producción preestablecido.

La filosofía Lean dicta que debes tener un equipo muy preparado, muy motivado y muy unido. Los activos más importantes a tener en cuenta cuando estás desarrollando un proyecto bajo Lean Development no son el tiempo o el dinero que estás invirtiendo sino el grado de compromiso y, sobre todo, cuánto está aprendiendo tu equipo. Se considera que cuanto más hayan aprendido los miembros del equipo y más unidos se sientan, la cantidad de tiempo y dinero necesaria para llevar a cabo los desarrollos será cada vez menor.

Comprendiendo esta práctica desde un punto de vista empresarial, deberás hacer una inversión fuerte al principio sostener a un equipo poco fogueado y trabajar en mejorar su engament con la empresa y dotarles de experiencia, pero a medio plazo estos costes se reducirán y la productividad subirá, previendo a la larga un escenario en el que los costes de producción se mantienen estables y la productividad del equipo es extraordinaria.

Las ventajas que se derivan de tener un equipo muy solido son entonces evidentes y muy útiles en el mundo del desarrollo de software. Dispones de unos programadores que son capaces de analizar la situación, tomar decisiones correctas y llevarlas a cabo a una velocidad fuera de lo normal. Puedes comenzar a desarrollar teniendo una vaga idea de cual es el objetivo final del proyecto e ir variando el rumbo a la vez que se programa, posponiendo las decisiones importantes lo más posible a medida que se va disponiendo de datos estadísticos sobre la aceptación del producto que estás desarrollando. Si ves que tu idea se aleja de lo que esperan los usuarios, simplemente gira el timón hacia el nuevo rumbo que crees que hay que tomar y tu equipo se encargará de reaccionar y responder para satisfacer esas necesidades.

Es un método de desarrollo ágil fantástico para proyectos a medio plazo: se concibe una idea, se programa y se lanza un prototipo que se ofrecen a un conjunto de personas para que lo prueben y poder analizar su comportamiento. Una vez analizado, se toman decisiones, se varía el rumbo, se desarrolla rápidamente y se repite el análisis con un nuevo prototipo. Después de una serie de iteraciones, dispondrás de un producto muy definido y que ha sido diseñado específicamente para cumplir el objetivo con el que fue concebido en función de las opiniones de los propios clientes finales.

En este proceso pueden ocurrir dos cosas:

  • Sabes que tu producto final funciona como a los usuarios les gustaría porque ya has probado su comportamiento y operado los cambios oportunos en el propio proceso de desarrollo. Dispones de un producto de software terminado y vendible que sabes que gusta a tu público.
  • Te has dado cuenta de que tu idea nunca funcionará porque has comprobado que no tiene buena aceptación entre los usuarios y decides abandonar el proyecto. En este caso has ahorrado dinero porque has podido abandonar el proyecto en menos tiempo que si hubieras seguido una metodología de desarrollo tradicional, que necesita llegar hasta el final del proceso para comprobar la efectividad del producto. Además, habrás mejorado el compromiso del equipo y mejorado su aprendizaje, acercándote un poco más al equipo ideal que promulga la filosofía Lean.

 

Como podeis ver, Lean va mas allá de ser solamente un conjunto de técnicas, hoy por hoy es una filosofía de gestión empresarial por sí misma que se ha extendido por el mundo de las compañías dedicadas a las TIC gracias al libro Lean Startup, escrito por Eric Ries. Os invito a pegarle un vistazo si no lo conoceis porque se trata de un libro de lectura muy fácil y que ha entusiasmado a mucha gente.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

¿Te ha gustado? Tus comentarios nos enriquecen a todos ;)

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?