Motivación y clima organizacional

Motivación y clima organizacional

Hemos hablado lago y tendido en este blog sobre diversas técnicas de motivación que pueden ayudarnos a nosotros mismos o a los miembros de nuestro equipo a mejorar sus ganas de trabajar, su productividad y su ánimo en el trabajo, pero no hemos hablado del marco en el que se engloba la motivación general de un empleado.

El clima organizacional es la percepción que tiene el empleado del ambiente que reina en su empresa. Se trata de una combinación de factores objetivos (situación, decoración, horarios, forma de trabajar) y subjetivos (percepción de estructuras de mando, relaciones con compañeros de trabajo) que hacen que consideremos una empresa objetivamente como un buen o mal lugar para trabajar.

Es importantísimo tener en cuenta el clima organizacional para medir los efectos de la aplicación de nuestras técnicas de motivación porque estas técnicas suponen un factor modificador positivo a la motivación dada por el clima general de la empresa, pero es el clima organizacional la base sobre la que debemos medir los resultados.

Es decir, si en una empresa los empleados se sienten desmotivados porque su oficina no tiene ventanas y su jefe no les escucha y les proponemos implementar un sistema de pequeñas victorias, seguramente su motivación mejore ligeramente, pero seguirán estando desmotivados porque el grado de motivación del que parten fruto de su clima organizacional es muy bajo.

En todo caso, aunque el clima organizacional sea bueno, no hay que olvidar aplicar alguna técnica de motivación regularmente porque, una vez se interioriza un cambio y deja de ser una novedad, su efecto motivador se atenúa. Y tampoco deberíamos perder de vista la Pirámide de Maslow en el ámbito laboral.

Resumiendo, sólo implementando cambios que mejoren el clima organizacional conseguiremos mejorar el impacto de nuestras técnicas de motivación. En una empresa en la que todos los empleados están desmotivados será más rentable invertir en mejorar el clima organizacional que en motivar a cada uno de ellos individualmente.

Acerca del autor de esta entrada, Daniel Grifol

Hola. Me llamo Daniel y yo también pensaba que estaba hasta arriba de trabajo. Hace años me dí cuenta de que me pasaba el día haciendo cosas pero no llegaba a ninguna parte. Decidí dejar de quejarme, pararme a pensar un poco y aprender a trabajar mejor. Lo que aprendí te lo cuento en mi curso gratuito de Productividad Personal.

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.