Pérdida de conocimiento en una organización

Pérdida de conocimiento en una organización

Por suerte o por desgracia, como muchos de vosotros, he contemplado como compañeros de trabajo dejaban su empleo por diversos motivos. En algunos casos se formaba a un sustituto, en otros era yo mismo el que le sustituía. curiosamente, el sentimiento que se intentaba transmitir desde la empresa siempre es el mismo: el nuevo recurso siempre es mucho mejor que el recurso saliente, así que la marcha del trabajador en realidad supone una ventaja para la empresa.

Bueno, evidentemente el sustituto no siempre es mejor que el compañero que nos ha dejado, pero incluso aunque sea efectivamente mejor en todos los sentidos, un cambio así siempre supone un pequeño trauma por la perdida del conocimiento organizacional.

El conocimiento organizacional es ese conocimiento intangible que no se registra en ningún documento o archivo, que se adquiere con el desempeño de tu trabajo pero que es imposible o muy difícil de transmitir a un sustituto, normalmente porque nunca se repara en ello. Engloba cosas como conocimiento personal de los clientes, antecedentes de problemas en negociaciones o proyectos realizados, información no documentada sobre el futuro de los proyectos o conocimiento de los resortes de la empresa en sí misma.

En los casos de empresas con una organización ineficiente esto es todavía más importante. Estas empresas tienden a tener estructuras de información individualizadas para cada empleado, cada uno tiene su forma de hacer las cosas, así que tu compañero que deja el puesto de trabajo es el único que sabe dónde encontrar su información, dónde están sus ficheros o sus claves o dónde guarda sus contactos.

La estrategia para minificar los daños de la pérdida de conocimiento organizacional es evidente pero costosa:

  • Tener en la empresa una estructura de información unificada y funcionar en torno a unos procesos claramente definidos y fáciles de asimilar para alguien que no los conoce.
  • Documentar todo lo posible cualquier información relacionada con un proyecto o cliente, incluidas las reuniones informales o las conversaciones telefónicas.
  • Permitir que el trabajador saliente y el trabajador entrante convivan juntos en el mismo puesto el mayor tiempo posible para que pueda aplicarse un trasvase de información efectivo.

 

El cambio de un trabajador por otro siempre supone una perdida de conocimiento organizacional y es, en cierto sentido, traumático. Por ello debemos anticiparnos a las posibles altas y bajas en la empresa y gestionar adecuadamente el trasvase de información.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

¿Te ha gustado? Tus comentarios nos enriquecen a todos ;)

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?