Planificación estratégica, planificación táctica y planificación operativa

Planificación estratégica, planificación táctica y planificación operativa

He comentado muchas veces que en una organización (véase una empresa, una familia, un equipo de fútbol), existen varios niveles de planificación dependiendo del contexto. Si queréis una explicación  más o menos formal sobre los niveles de planificación podéis leer este post que escribí hace tiempo. Por resumir el tema, existen principalmente 3 niveles:

  1. Un nivel estratégico, en que se marcan las líneas maestras que debe seguir la organización y los objetivos a alcanzar
  2. Un nivel táctico, en el que se marcan los hitos principales que se deben conseguir en el medio plazo para alcanzar los objetivos fijados por la planificación estratégica
  3. Un nivel de ejecución, en el que se planifica cuales son las acciones concretas para alcanzar los hitos marcados por la planificación táctica

Tomemos como ejemplo el siempre socorrido equipo de fútbol. Nos vamos a centrar solo en el tema deportivo, no en el fútbol como empresa.

En el nivel estratégico el presidente junto con el director deportivo y el entrenador o quien demonios se encargue de estas cosas fija los objetivos deportivos de la temporada a nivel global. “Tenemos que ganar al menos un título y queremos hacerlo jugando al ataque para que el publico se lo pase bien”. Con estos objetivos, se planifica una temporada a grandes rasgos en cuanto a los jugadores que se necesitan, los entrenamientos, los momentos de forma de cada jugador…

En el nivel táctico ya bajamos al nivel de jornada a jornada. Esto es responsabilidad del entrenador normalmente. El es el encargado de plantear los partidos, decidir quien va a jugar y quien no, diseñar cómo se va a jugar el partido en términos de colocación y movimientos de los jugadores, este tipo de cosas. No es lo mismo gestionar un proyecto que dirigir un proyecto.

Ya dentro del partido, los propios jugadores elaboran rápidamente una planificación de ejecución jugada a jugada y la llevan a cabo. Los mejores jugadores son los que planifican los movimientos que vana hacer y cómo colaboran con sus compañeros para conseguir el mejor resultado. Messi no se va por la derecha y da un pase sin mirar para que un compañero meta un gol porque si, lo hace porque en su cabeza ha planificado sus movimientos.

He tomado como ejemplo algo gracioso y que todos podemos entender, pero en un proyecto de marketing online, por poner ejemplo real, ocurre lo mismo.

  • A nivel estratégico, se diseñan los objetivos del año: obtener tal ROI, conseguir 1.000 ventas por tráfico orgánico, conseguir 500 ventas desde afiliados…
  • A nivel táctico, semana a semana (o mes a mes, trimestre a trimestre. En mi caso es semana a semana), se decide que hitos debemos alcanzar esa semana para acercarnos a nuestro objetivo estratégico: esta semana tengo que hacer estas modificaciones en la web, tengo que hablar con estos contactos y tengo que revisar los contenidos del blog, por ejemplo.
  • A nivel ejecución, cada miembro del equipo tiene su propia planificación: nadie va a decirme si tengo que desarrollar antes la funcionalidad X o Y para la web, si es mejor que lo haga el lunes o el martes o si tengo que hacer pausas cada hora. La planificación del día a día queda exclusivamente bajo mi criterio.

Por supuesto, cada nivel de planificación necesita de un tipo de visión diferente del proyecto. Por eso existen CEOs con formación tipo máster el dirección estratégica o MBA, managers con formación en gestión de equipos y liderazgo y personas especializadas en labores técnicas como programadores, copywriters o growth hackers.

Es esta capacidad de visión y coordinación la que justifica, desde mi punto de vista, la jerarquía dentro de las empresas. O al menos debería ser así en un mundo ideal, no se si has oído hablar del Principio de Peter. Lo que está claro es que uno no pasa de ser un excelente técnico a ser un manager de 10 de la noche a la mañana, porque estos dos puestos requieren habilidades determinadas y diferentes.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

Ya hay 2 comentarios en este artículo. ¡Tu opinión me interesa!

  • Buena intención en el Post, y aporta. Gracias !…..Pero mal ejemplo. En un Plan Estratégico Online, hay días y horas (información real) medidos estadísticamente por ser de mayor rendimiento, por lo que a nivel operativo no es tan sencillo dejar que algunas tareas se rijan “exclusivamente bajo mi (de algún empleado) criterio “.

    • Gracias por tu comentario Joe.

      Cuando digo bajo mi criterio no quiero decir “cuando me de la gana”. Si estadísticamente es mejor hacerlo en determinado momento, lógicamente tendré que ajustar mi planificación a mi trabajo.

      En todo caso, y precisamente en el mundo del marketing online, prácticamente todo se puede automatizar o programar excepto, quizás, la conversación. Si hay que enviar un mail, un tweet o publicar un post, cada uno se organiza como puede siempre y cuando quede programado para ser publicado en la hora señalada.

      Me encantaría saber si tienes en mente algún ejemplo en concreto Joe. Le doy muchas vueltas al tema de la planificación para marketing online y, después de mucho tiempo, mis únicas reglas de oro son no dejar que los emails importantes estén sin contestar más de 24 horas y procurar no hacer nada que pueda afectar al rendimiento de mi presencia online los viernes ;)

      Gracias!

¿Te ha gustado? Tus comentarios nos enriquecen a todos ;)

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?