Por qué usar Skype o Gtalk aumenta tu productividad

Por qué usar Skype o Gtalk aumenta tu productividad

Probablemente muchos jefes que he tenido dirían que es absurdo, que es un foco de distracción innecesario y que, como nadie puede vernos hablar con un compañero por chat, estaríamos hablando horas y horas de naderías en vez de trabajar. Esto es seguramente porque muchos no son Nativos Digitales y, a diferencia de la gente de mi generación, no han crecido relacionándose con seres queridos o compañeros de clase a través de programas como MSN.

No es sorprendente ver como todas las empresas grandes que tienen personas trabajando delante de un ordenador utilizan su propio servicio de mensajería instantánea. Y no creo que a las empresas más punteras en el mundo lo sean precisamente por dejar que sus equipos pierdan el tiempo. El porqué utilizan estos servicios de mensajería instantánea es evidente:

Los chats en el trabajo aumentan la productividad.

Quien dice Skype o Gtalk dice cualquier programa de mensajería instantánea que tengamos en el trabajo. Microsoft por ejemplo utiliza Yammer desde hace tiempo, y quiero suponer que los empleados de Facebook utilizan su propia plataforma.

Estos algunos de los motivos por los que Skype o Gtalk aumentan tu productividad en el trabajo:

  • Permiten el intercambio rápido de información y archivos entre compañeros.
  • Evitan tener que levantarte, ir al puesto de trabajo de un compañero e interrumpirle para decirle algo.
  • Ayudan a mejorar la gestión de las interrupciones en el trabajo  porque atenderemos al chat cuando nos sea posible y no cuando nuestro interlocutor quiera hablar con nosotros.
  • Almacenan un registro de las conversaciones, evitando los malentendidos y olvidos que a veces se producen en la comunicación oral.
  • Nos dan un espacio de intimidad para hablar con los compañeros sobre cosas del trabajo comprometidas, pudiendo pedir ayuda para solucionar problemas embarazosos antes de que levanten revuelo.
  • Abren las puertas al teletrabajo. Si algun día no podemos ir a la oficina y tenemos que trabajar desde casa, es mucho más sencillo mantener el ritmo utilizando estas herramientas que el email y el teléfono.

Personalmente, he utilizado con frecuencia los servicios de mensajería instantánea en mi puesto de trabajo, incluso cuando somos solo dos personas en la oficina y estabamos juntos frente al otro. Es mejor que mi compañero sepa que necesito hablar con el y me atienda cuando pueda para así no interrumpir su curva de productividad diaria. Evidentemente, despues esta petición se convierte en una conversación oral, pero hemos evitado el incomodo trance de tener que interrumpirnos y dejar de estar concentrados en lo que estabamos haciendo.

Mi consejo es que, si no utilizais Skype o Gtalk en la oficina, os planteeis muy seriamente el hacerlo. Si todas las grandes empresas lo hacen es porque funciona.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

Acerca del autor de esta entrada, Daniel Grifol

Hola. Me llamo Daniel y yo también pensaba que estaba hasta arriba de trabajo. Hace años me dí cuenta de que me pasaba el día haciendo cosas pero no llegaba a ninguna parte. Decidí dejar de quejarme, pararme a pensar un poco y aprender a trabajar mejor. Lo que aprendí te lo cuento en mi curso gratuito de Productividad Personal.

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!