Problemas derivados de la falta de autocrítica

Problemas derivados de la falta de autocrítica

No reflexionar acerca de los errores que cometemos o, peor aún, no reconocer que cometemos errores es uno de los errores más comunes que cometemos los individuos a la hora de mirarnos a nosotros mismos.

Todos cometemos errores, algunos son más difíciles de ver que otros por la falta de perspectiva que habitualmente gobierna nuestros pensamientos. Por eso, debemos hacer un esfuerzo para analizarnos a nosotros mismos e identificar que factores nos están impidiendo alcanzar nuestras metas.

Los problemas se vuelven recurrentes

Los problemas vienen siempre precedidos de errores. Pueden ser errores en nuestra planificación, errores en nuestra ejecución o errores a la hora de hacer elecciones. Puede que el error sea no prever que hay cosas que pueden salir mal.

La gran ventaja de cometer errores (y todos lo hacemos) es poder aprender de ellos. Si no reconocemos los errores que hemos cometido, los problemas que desencadenan se nos presentarán una y otra vez.

Incapacidad para alcanzar logros

Por regla general, si no hemos conseguido alcanzar una meta que llevamos tiempo persiguiendo suele ser porque estamos cometiendo errores en la consecución de esta meta. Muchas veces tendemos a justificar nuestra incapacidad para verlos tras factores externos (tuve mala suerte en el examen) o trasladando la culpa a otras personas (mi jefe me tiene manía)

Lo más frecuente es que nosotros estemos haciendo algo mal que deberíamos identificar y corregir.

Crea frustración a nuestro alrededor

No hay nada más descorazonador que repetir constantemente a alguien que aprecias que está cometiendo un error y que esta persona haga oídos sordos a tu consejo. No ser autocrítico con uno mismo hace que los demás no sientan deseos de hacer críticas constructivas sobre nosotros.

Las opiniones, aunque no siempre sean correctas, siempre deberían ser bienvenidas porque ayudan a reflexionar.

Imposibilidad de evolucionar

Una vez se ha alcanzado un nivel de exigencia óptimo acorde con nuestro talento en un área, la única forma de seguir progresando es detectar donde cometemos errores y corregirlos. Si no somos críticos con nosotros mismos nos estancaremos y no podremos seguir dando pasos adelante.

Es duro, pero hay que analizarse a uno mismo de vez en cuando o caeremos en la complacencia y la autocondescendencia, nosotros no seremos responsables de nada de lo que ocurre en nuestra vida y la culpa siempre será de los demás o de factores externos.

La autocrítica y el trabajo duro constituyen la base del éxito.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

Acerca del autor de esta entrada, Daniel Grifol

Hola. Me llamo Daniel y yo también pensaba que estaba hasta arriba de trabajo. Hace años me dí cuenta de que me pasaba el día haciendo cosas pero no llegaba a ninguna parte. Decidí dejar de quejarme, pararme a pensar un poco y aprender a trabajar mejor. Lo que aprendí te lo cuento en mi curso gratuito de Productividad Personal.

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!

Puedes descubrir más cosas en:

Daniel Grifol Productividad Personal© 2016. Todos los derechos reservados. Todas las imágenes son propiedad de sus respectivos autores