Productividad no es intensidad

Productividad no es intensidad

Es muy importante que tengamos en cuenta que ser productivo no significa estar sentado 12 horas al día delante de un ordenador escribiendo sin parar, aunque hay mucha gente que parece entender esto cuando trabaja a mi lado después de leer en este blog que se me da bien el tema este de la productividad y tal.

Ya me ha pasado alguna vez que me han dicho que no era productivo porque no me quedaba más horas en el trabajo, porque me tomo siempre una pequeña pausa para almorzar y otra para tomar un café después de comer, porque de vez en cuando paso algo de tiempo bromeando con mis compañeros. Y estas personas que me llamaban la atención, todavía se indignaban más cuando les decía que estas cosas las hacía precisamente para ser más productivo.

Tengamos siempre presente que ser productivo no significa trabajar mucho, significa trabajar bien. Yo estructuro mi día y mi esfuerzo teniendo en cuenta mi curva de productividad diaria e intentando ceñir las pausas lo más posible a la técnica de time boxing que aplico, que en mi caso es Pomodoro Extended. Elijo cuidadosamente las tareas que voy a ejecutar en cada momento y soy muy cuidadoso para que las tareas que realizo me conduzcan a un objetivo realista y medible.

Es más, las personas más improductivas son las que trabajan muchas horas pero no sacan rendimiento a su trabajo. Ya comentamos en alguna otra ocasión que ser productivo no significa estar ocupado, ser productivo significa alcanzar los objetivos propuestos aplicando la menor cantidad de recursos posibles, ya sea tiempo, dinero o esfuerzo.

Si en igualdad de condiciones por mi forma de trabajar soy capaz de hacer lo mismo en 38 horas haciendo algunas pausas que un compañero en 45 horas sin levantarse de la silla, no significa que mi compañero sea más productivo. Todo lo contrario. Significa que mi sistema de trabajo, desarrollado con mucho esfuerzo y muchas horas de lectura y reflexión, funciona como se supone que debe de funcionar. Eso sin tener en cuenta la Ley de Illich sobre la productividad negativa.

Sé que la percepción por parte de un observador puede ser otra, pero la realidad es que mi ratio resultados / hora es más óptima. Si yo cobrara por horas, mi trabajo sería más barato y rápido que el de mi compañero.

¿Ha quién contratarías para arreglar tu baño? ¿A un obrero que se encierra en tu baño durante tres días y no sale hasta que no haya terminado la obra o a un obrero que se toma sus pausas para comer y dormir y tiene el baño listo en dos días?

Ser productivo es una cuestión de tomar las decisiones apropiadas para gestionar nuestro esfuerzo (que no nuestro tiempo, el tiempo no se puede gestionar). Si crees que se consiguen más resultados por trabajar muchas horas que por trabajar de forma productiva es mejor que no sigas leyéndome ;)

 

Acerca del autor de esta entrada, Daniel Grifol

Hola. Me llamo Daniel y yo también pensaba que estaba hasta arriba de trabajo. Hace años me dí cuenta de que me pasaba el día haciendo cosas pero no llegaba a ninguna parte. Decidí dejar de quejarme, pararme a pensar un poco y aprender a trabajar mejor. Lo que aprendí te lo cuento en mi curso gratuito de Productividad Personal.

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.