Usa tu dinero como si fuera tiempo

Usa tu dinero como si fuera tiempo

Ya apuntábamos en otro artículo que el tiempo es un recurso finito y no almacenable. Por ello, debemos ser muy conscientes de cómo lo empleamos.

De hecho, es el único recurso real del que disponemos como individuos. Esta es la hipótesis que me gustaría exponer en este post. Es una hipótesis solamente válida para una persona, en ningún caso sería aplicable al mundo empresarial en el que el dinero es el recurso principal.

Es una idea que ya dejé entrever en este artículo sobre mi punto de vista sobre el dinero y el tiempo. Como personas independientes, existe una correlación muy fuerte entre el tiempo y el dinero, de tal modo que el dinero se puede convertir directamente en horas de trabajo. Unos pantalones no me cuestan 40€, me cuestan 2 horas de trabajo.

Pensar así me lleva a plantearme constantemente en qué empleo mi tiempo. He dejado de prestarle tanta atención a la gestión del dinero como recurso y he empezado a dársela al tiempo como recurso.

Por suerte, trabajo en una profesión que está bastante demandada ahora mismo. Técnicamente podría traducir todas mis horas disponibles en ingresos, pero no estoy dispuesto a hacerlo. El tiempo es demasiado valioso como para cambiarlo por dinero a tontas y a locas. El trato que he hecho conmigo mismo es invertir siempre un tiempo razonable para conseguir una cantidad de dinero razonable.

¿Qué hacer entonces con el resto del tiempo? Es una pena que no podemos almacenarlo para vivir 300 años, así que tendremos que dejar que corra o invertirlo.

Nunca me gustó perder el tiempo, pero es necesario descansar. Descansar es una parte de la vida tan importante como trabajar. Sin embargo, se puede descansar de muchas maneras. Se puede descansar invirtiendo tiempo. Por ejemplo, no es lo mismo ver un programa de televisión del que no puedes aprender nada que ver uno del que sí. Como persona que me gusta el fútbol, reconozco que viendo un partido no se aprende nada y, por el contrario, viendo una buena película sí.

¿Cómo hacer que este tiempo sea útil entonces? En este caso en concreto, convirtiendo el fútbol en un acto social que refuerza mis lazos con mis amigos y familia y convirtiendo al cine en un acto más personal en el que persigo cierta introspección. Rara vez veo fútbol solo, rara vez veo una película con alguien que no sea mi mujer.

Juego a administrar mi tiempo como si fuera dinero, simple y llanamente. Con la inversión de tiempo, consigo balancear mi satisfacción personal, laboral, familiar, social…

Lo que quiero transmitir con esto es que cada hora de nuestra vida cuenta y no debemos desaprovecharla. A fin de cuentas, el objetivo de la productividad personal es disponer de más tiempo. La pregunta lógica sería entonces qué hacer con este tiempo extra que hemos conseguido.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?