No te quedes sin pilas

No te quedes sin pilas

¿Sabías que el smartphone que tienes en el bolsillo es muchísimo más potente que el ordenador de la misión Apolo que llevó al hombre a la Luna?

Alucinante verdad. Los smartphones lo han cambiado todo. La auténtica revolución de internet ha ocurrido gracias a los teléfonos móviles. Es lo que ha cambiado los hábitos de vida, de consumo y de relaciones en el mundo de hoy en día. La auténtica puerta a la globalización. El sueño de los enciclopedistas del siglo XVIII. Tener el mundo al alcance de tu mano.

El otro día me preguntaban que qué hacía tanto tiempo enganchado al móvil. No supe responder claramente. Puedo estar hablando con mis amigos, trabajando, comprando, investigando, jugando… Fijaos que nada de esto es muy “millennial”, son cosas que haría de todos modos si no existieran los teléfonos inteligentes. El gran paradigma es que con esta tecnología puedo hacerlo en cualquier momento, en cualquier lugar y con todo con el mismo aparato.

Esto es algo que a principios del siglo XIX solo empezábamos a imaginar. Recuerdo leer los “cantos de Hyperion” allá por el 2002, donde el autor contaba cómo los habitantes de una sociedad futurista llevaban una especie de brazaletes donde podían consultar cualquier información que se les antojara en cualquier momento, y la gran dependencia que tenían de ellos. ¿No te recuerda a algo?

Pero los móviles tienen un problema muy serio. La batería. Necesito el móvil a tope siempre, así siempre que cambio de dispositivo suelo ir a bateriasparamovil.es y comprar una o dos baterías extra para no depender de tener acceso a la red eléctrica y andar buscando por las paredes como un yonki de la electricidad XD.

Además ¿No te has fijado que las baterías de los móviles duran cada vez menos? Es porque están diseñadas para funcionar así. Es tanto una limitación física como un sistema de obsolescencia programada y es, probablemente, uno de los mayores retos tecnológicos a los que nos enfrentamos en la incipiente era eléctrica.

Las baterías utilizan iones para acumular la energía. Cuando se produce una recarga o una descarga de la batería, estos iones cambian sus estado químico. Estas reacciones químicas hacen que se degraden los componentes y el propio material reactivo pierda efectividad.

Por eso cuando te comprar un móvil nuevo la batería dura 48 horas sin problemas y, al cabo de un par de años, apenas llegas al final del día con una rallita. Porque la batería se ha degradado.

Si decides comprar nuevas baterías, mejor si son baterías originales. Las baterías de terceros pueden dañar tu dispositivo. Si es un problema que tu batería se degrade imagínate que también se degrade tu teléfono por usar un componente que acelera su deterioro. Merece la pena comprar modelos del fabricante.

¿Lo más fácil? Tener varias baterías y reemplazarlas cuando notes que su duración repercute en tu productividad.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/danielgrifol/www/wp-includes/functions.php on line 4673

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/danielgrifol/www/wp-includes/functions.php on line 4673