Ley de Carlson o ley de las secuencias homogeneas

Ley de Carlson o ley de las secuencias homogeneas

La ley de Carlson es el principio sobre el que se cimenta la cultura del timeboxing, que ha dado lugar a algunas de las técnicas más conocidas para mejorar la productividad personal como puede ser la técnica Pomodoro.

Se puede enunciar de la siguiente forma:

El trabajo interrumpido será menos efectivo y tomará más tiempo que el que se ejecuta de manera continua.

La lección más importante que podemos extraer de este principio es que la multitarea es la muerte de la productividad personal . Si necesitas hacer varias cosas el mismo día busca un momento apropiado para hacer cada una de ellas. Si haces varias cosas a la vez no terminarás nada de lo que has empezado.

La segunda lección importante es que debemos aprender es que tenemos que ser muy conscientes de la importancia de gestionar adecuadamente las interrupciones.

Cuando nos interrumpen en el trabajo no solo están apartándonos de nuestra tarea durante el tiempo que dura la interrupción, sino que están rompiendo un estado mental de concentración y compromiso al que cuesta llegar cuando nos ponemos hacer algo. Rompen nuestro ciclo de trabajo y hacen que este se prolongue en el tiempo.

Pequeñas técnicas como la técnica de la tarjeta roja, el uso apropiado de trucos como la ley de los dos minutos de David Allen y, sobre todo, una fuerte cultura de equipo acerca del respeto por el trabajo de los demás y de los tiempos de trabajo y descanso nos ayudarán a maximizar la eficacia de nuestras tareas.

Lo primero que debemos saber para ser más productivos es que, cuando estemos ejecutando una tarea, debemos enfocarnos en lo que estamos haciendo y evitar distracciones hasta que la terminemos.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía gratuita para mejorar tu efectividad
10+1 lecciones directamente aplicables para aprovechar mejor tu tiempo.
QUIERO LA GUÍA ¡AHORA!

Acerca del autor de esta entrada, Daniel Grifol

Hola. Me llamo Daniel y yo también pensaba que estaba hasta arriba de trabajo. Hace años me dí cuenta de que me pasaba el día haciendo cosas pero no llegaba a ninguna parte. Decidí dejar de quejarme, pararme a pensar un poco y aprender a trabajar mejor. Lo que aprendí te lo cuento en mi curso gratuito de Productividad Personal.

Ya hay 2 comentarios en este artículo. ¡Tu opinión me interesa!

  • Hola Daniel.

    Leyendo el libro «Ponencias: métase al público en el bolsillo» me encontré con esta ley y me pareció una revelación. He sufrido cada uno de esos inconvenientes que produce la multitarea en las actividades diarias y en la vida misma; tratando de aprovechar el tiempo y las oportunidades desperdicio tiempo y oportunidades por que se dispersa mi trabajo y no concluyo una tarea para iniciar otra. Dentro de mis planes para este año está mejorar mi enfoque en los trabajos que esté realizando, no empezar otros simultáneamente y no interrumpirlos a menos que sea estrictamente necesario.

    Muy interesante post, estaré por aquí a menudo.

    Muchas gracias. :D

    • Me alegro mucho de que te haya gustado Silverio.

      Es cierto, uno de los grandes secretos de la productividad personal es ser eficaz, y esto se consigue principalmente permaneciendo enfocado y evitando en la medida de lo posible la multitarea.

      Nos vemos!

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!