¿Qué es un trabajador del conocimiento?

¿Qué es un trabajador del conocimiento?

La revolución tecnológica que estamos sufriendo durante el final del siglo XX y al comienzo de este siglo XIX está propiciando el nacimiento de un nuevo tipo de trabajadores denominados trabajadores del conocimiento.

No es extraño encontrarlos, quizás tu seas uno de nosotros y todavía no lo sabes.

Estos trabajadores del conocimiento son personas cuya labor principal consiste en la aplicación del saber que han acumulado a mediante el estudio o la experiencia a la realización de proyectos.

Es un perfil que resulta cada vez más importante en el mundo en el que vivimos por el impacto que tiene sobre los procesos creativos y productivos la existencia de internet. Solo es necesario leer un artículo para saber cómo crear una tienda online por ejemplo. La importante es comprender lo que se está leyendo y saber cómo utilizarlo.

La proliferación de estos perfiles es consecuencia de la gran información de la que disponemos hoy en día. Una persona suficientemente inteligente puede aprender cualquier cosa y tiene toda la información que necesite a su disposición. La labor del trabajador del conocimiento en este sentido se podría resumir en saber qué información necesita y saber cómo aplicarla.

En este sentido, nos encontramos con los trabajadores del conocimiento clásicos, como creativos, científicos o directivos, gente cuya valía solía medirse ya en términos de saber en un mundo pre-digital, y nos encontramos también con trabajadores del conocimiento como industria. En este último caso podemos encontrar a consultores tecnológicos, programadores, redactores, expertos en marketing… Personas que viven de su conocimiento aplicado a la producción de un bien o un servicio y que tienen que estar constantemente aprendiendo e imaginando.

Es cierto que estos trabajos existen desde antes del nacimiento de internet, pero es en este momento donde las industrias relacionadas con la información y la tecnología son masivas y, por tanto, los trabajadores del conocimiento se han convertido en un perfil muy frecuente que hay que aprender a gestionar.

La propia naturaleza del conocimiento y la información convierte su trabajo en un ejercicio principalmente creativo e intelectual, cuyo alcance es realmente difícil de medir en los términos industriales a los que estamos acostumbrados como horarios o producción. La naturaleza misma del trabajo nos obliga a pensar de forma diferente en términos de motivación o fatiga.

El gran reto de las empresas a nivel de recursos humanos durante las primeras décadas del siglo XIX consistirá (consiste) en modificar sus criterios de calificación y gratificación laboral, dejando atrás el modelo heredado de la revolución industrial y creando una nueva escala que contemple adecuadamente la forma de trabajar de los trabajadores del conocimiento.

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

Ya hay 2 comentarios en este artículo. ¡Tu opinión me interesa!

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?