Tensión de caja. Un enemigo incomodo y silencioso

Tensión de caja. Un enemigo incomodo y silencioso

¿Tu negocio ha sufrido alguna vez de tensiones de caja? ¿Sabes que es un descuento de pagares online? ¿Sabes que hay negocios que funcionan bien pero van a la quiebra por no disponer de liquidez?

A mi me tocó aprenderlo, como casi todo, a las bravas. 

Hasta hace no demasiado pensaba que en un negocio, el tema de ganar dinero era relativamente sencillo:

Tú preparas  un producto o servicio que sabes que puede funcionar bien. Tienes los conocimientos necesarios para conseguir clientes. Beneficio del producto es positivo y la transacción se produce sin mayores contratiempos. Generas la factura a 60 o 90 días y…

¡Sorpresa! Has vendido un montón pero este mes no tienes dinero para pagar el alquiler porque desde que facturas hasta que cobras tienes que esperar 90 días, eso sin riesgo de incurrir en impagos.

Pero bueno, no hay problema. Estás levantando el negocio y solo necesitas cobrar lo que has facturado para pagar las deudas que has generado 3 o 4 meses antes. Y así vas tirando hacia delante, sin ninguna capacidad de afrontar imprevistos, sin opción de aprovechar las oportunidades de inversión que puedan surgir porque no tienes un solo euro en el banco para invertir.

Y un buen día, resulta que tienes un mal mes. O un mal trimestre. O descubres que tu negocio tienen un fuerte componente estacional y que se vende mucho en determinados meses y muy poco en otros y tu ni te lo habías planteado (¿sabías que se venden más cursos online en septiembre y en enero que en todo el resto del año?)

Si miras la cuenta de resultados anual de tu negocio, todo esta en verde. Tienes unos números decentes, no deberías estar sufriendo. Estás gestionando todo con cabeza. Pero cuando vas a ver el dinero en el banco, son todo números rojos y mensajes de acreedores. Y entonces empiezas a buscar financiación, y la financiación lastra tus cuentas, y como sigues sin manejar bien el tema de la gestión de cobros sigues con problemas de liquidez… Un sin vivir.

Todo por no tener bien claro cómo funciona el ciclo de facturación de un negocio. Fíjate qué tontería. 

También hay que decir en nuestro descargo que, aunque lo entiendas bien y cuentes con los problemas que conlleva, a veces vas a sufrir tensión de caja. Normalmente las empresas que crecen tienen la contabilidad cogida con pinzas, equilibrando la inversión con los ingresos. Basta que una variable se altere un poquito por cualquier motivo, ya sea la previsión de ingresos o de gastos, para que dejar la caja temblando.

¿Mi consejo? El más obvio, tener siempre algo de líquido muerto en el banco para imprevistos. Mal y bueno consejo a partes iguales, porque todo el dinero que tengas en el banco es dinero que no está generando dinero.

¿Otro consejo? Ten a mano herramientas a las que puedas recurrir si necesitas liquidez ;)

¿No paras en todo el día y aún así no llegas a todo?

Curso de productividad personal
Guía para trabajar de forma más inteligente
Consigue totalmente GRATIS estas 10 lecciones directamente aplicables a tu trabajo para aprovechar mejor tu tiempo y dejar de agobiarte por tener demasiado que hacer.

Deja un comentario ¡Tu opinión me interesa!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ya casi somos 5.000 trabajadores inteligentes. ¿Te unes a nosotros?


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/danielgrifol/www/wp-includes/functions.php on line 4669

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/danielgrifol/www/wp-includes/functions.php on line 4669